lunes, abril 11, 2005

¿Las APN colaboran a reducir el nivel de abstencionismo?

(Miguel Bonilla, Rodrigo Riestra)

La participación política de la ciudadanía en grupos organizados permite que la gente se involucre más en el desarrollo de la democracia. En México, el IFE le ha dado auge a la creación y desarrollo de Asociaciones Políticas Nacionales (APN). Dichos grupos tienen como objetivo coadyuvar al desarrollo de la vida democrática y de la cultura política, así como crear una opinión pública mejor informada.
En México existen 61 APN, de las cuales más de la mitad se encuentran en el Distrito Federal y las demás tienen presencia en sólo cinco estados. Dichos grupos tienen facilidades para obtener sus recursos del sector privado, así como obtener un financiamiento público para realizar labores de capacitación política entre la sociedad. El gasto público en cada APN va desde los $300,000 hasta casi $2,000,000 por año, dependiendo de la relevancia de los hechos que hayan realizado.
Nuestra propuesta va orientada a investigar si realmente el trabajo de estas APN se ve reflejado en la sociedad. Analizaremos si el nivel de abstencionismo en las votaciones de una región se reduce por la creación, presencia o ausencia de estos grupos. Esto para determinar si los objetivos del IFE tienen expectativas de cumplirse o si se está malgastando el dinero en grupos que no representan a la sociedad, que están mal dirigidos o etc.
Para el trabajo, utilizaremos bibliografía referente a democratización y crecimiento económico, capital social y gasto público.

10 comentarios:

Sandra Ley dijo...

En un país como México, donde la participación activa en la sociedad civil es relativamente poca y donde el abstencionismo parece crecer cada vez más, hace a su propuesta de investigación bastante relevante. Sin embargo, me queda la duda de por qué asumen que si la presencia de estos grupos no disminuyen el nivel de abstencionismo, esto significaría un gasto inútil por parte del IFE. En la medida en que estas asociaciones ayuden a articular la opinión pública, su contribución también es significativa y relevante a la vida nacional.

Hay dos cosas que creo que son importantes a tomar en cuenta a lo largo de su investigación. En primer lugar, la construcción de una sociedad civil organizada y fuerte requiere de tiempo, especialmente en un país como el nuestro, los resultados no son inmediatos. En segundo lugar, en el caso de que las APN cumplan con su objetivo de desarrollar una opinión pública más informada y articulada, eso no se traduce en mayor participación en las votaciones. Los elementos de alienación e indiferencia, señalados por Hinich, aún podrían estar presentes.

Tania Hernández dijo...

Su propuesta de investigacion me parece bastante interesante. Quizas la presencia de estas APN ayude a disminuir los costos de informacion por parte de la sociedad. Si acaso, como bien menciona Sandra, hacer claro que su investigacion es solo un punto de partida. Valdria la pena proponer una investigacion subsecuente, esto es, en mas de un periodo de tiempo para evaluar el verdadero efecto de las APN conforme avanza el tiempo, no vaya a ser que solo son "llamarada de petate" :) y entonces el IFE si este gastando su dnero en vano.

laila munayer dijo...

No se si soy yo, pero no encuentro una clara relación entre la “creación, presencia o ausencia de estos grupos” así como el nivel de abstencionismo con la eficacia del IFE. Creo que deberían de poner más claro cual es la relación causal y, en caso de existir, preguntarse si realmente existe o si la están forzando para los fines de su investigación.

brekas dijo...

Su tema de investigación me parece importante, analizar el nivel de abstencionismo con base en la implementación de nuevas instituciones (APN). Sin embargo, creó que argumentar que el abstencionismo en ciertas regiones sólo depende de la existencia de APN’s sería arriesgado, ya que hay otros factores —cultura política, costumbres, nivel de consenso, condiciones económicas-políticas— que podrían determinar mejor el nivel de abstencionismo en cada región. Así, puede darse el caso de que las APN funcionen correctamente sin malgastar el dinero, creando una opinión pública bien informada. Sin embargo, esto no quiere decir que la eficiencia de las APN se vea reflejada en una mayor cantidad de votos.

Isaak Pacheco Izquierdo dijo...

El tema de investigación que escogieron es muy actual, por lo que no puedes considerar el impacto de las APN sobre el nivel de participación política en las elecciones, a través de un análisis estadístico. Considero que todavía no existe la suficiente información (o datos empíricos) para realizar un analisis estadístico bien sustentado. Necesitarias una base de datos más grande que considerara un mayor número de elecciobnes (por tanto más años), para saber correctamente el impacto de dichos organos políticos en la democracia mexicana. Su temas de todas formas me parece muy interesante.

Luzma González dijo...

Me parece interesante, pero creo que hay un problema con las variables. Hay un grupo reducido de APNs México, además, tienen un área de influencia limitada. Me parece que es muy dificil medir la influencia de algo tan pequeño, en comparación con algo tan grande cómo es la democratización o la participación..

Sofia Becerra dijo...

El tema de las APN me parece bastante interesante. Sin embargo, como ya señalaron varios de mis compañeros, su hipótesis parece tener algo de falacia; aunque el objetivo de las APN sea el incrementar la cultura política en México, para empezar ¿cómo se mide la cultura política? Aún si pudiéramos medirla, y encontráramos que es poca, es un hecho que muchas otras variables influyen en la cultura política (por ejemplo educación). El no tomar en cuenta estas otras variables, ¿no sesgaría demasiado su estudio? Personalmente se me haría más interesante estudiar si las APN tienen algún efecto sobre el voto de los tres grandes partidos. De lo que entiendo, estos tres partidos son los que más impulsan la creación de APN (talvez por eso se explica que casi todas estén en el Distrito Federal). Esto, independientemente de si impulsa la cultura política o no, es una forma extra de financiamiento y apoyo que los partidos ya existentes pueden obtener. Analizando el contenido de estas APN, sus movimientos financieros, sus actividades, y su impacto en los votos del país, podrían observar si realmente funcionan con el objetivo de informar a la opinión pública, o si se pueden considerar un instrumento más de propaganda y cabildeo para los partidos grandes.

Michelle dijo...

This seems like a really interesting topic, but I must admit I don't have any idea what the APNs are. Do they receive funds from IFE? From parties? Or do they give money to parties?

If they give money to parties, it might be interesting to consider some of the literature on campaign finance in the U.S.
md

Miguel Bonilla dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Nos parece que nos han abierto el panorama en algunas cuestiones que no planteamos, así como a reobservar los errores que sabíamos es posible que cometamos.
Sólo nos queda pedir una ayuda por parte de los críticos: ¿se les ocurre alguna otra forma de medir la cultura política que no sean las elecciones? o ¿cómo podríamos medir una sociedad más informada? Si alguien nos puede ayudar con eso, se los agradeceríamos bastante.
Respondiendo dudas: las APN reciben financiamiento del IFE por realizar actividades que promuevan la democracia (este año la convocatoria incluye: investigaciones, foros de discusión o congresos y campañas que promuevan los valores democráticos) y pueden recibir donativos deducibles de impuestos (con los que el donatario no paga impuestos por su donativo).
La mayoria de ellas buscan ser un partido político a largo plazo, pues es el paso anterior a la formación de un partido. No sabemos si los partidos políticos las impulsen(como decía Sofia), pues pueden convertirse en eventuales contrincantes, mas es algo interesante por averiguar.
La mayoria de ellas, cuando son elecciones, hacen alianzas con algún partido para garantizarle votos al aliado y para darse presencia a ellos mismos. Estas alianzas son el principal motivo por el que creemos que pueden influenciar en el nivel de abstencionismo.

Javier Aparicio dijo...

Este tema tiene la virtud de estar muy aterrizado y ser relevante a la vez. En México tenemos un debate poco informado sobre cuánto debe subsidiarse nuestra democracia, y evaluar las APN contribuye a este debate.

Como ya señalaron arriba, es probable que los productos de las APN no sean tangibles y cuantificables. Ese es el problema de estos y muchos otros programas públicos: como producen intangibles que suenan medio importantes, casi de inmediato asumimos que no se pueden examinar (algunos les llaman "feel good programs").
Un primer paso es describir el universo de las APNs: qué hacen, cúánto cuestan, dónde están.
El segundo paso es evaluar su desempeño en sus mismos términos dándoles el beneficio de la duda: qué dicen ellas producir y que resultado dicen haber obtenido.
El tercer paso es evaluar su impacto en alguna dimensión observable--y no veo por qué el abstencionismo no es un buen proxy: si las APN producen capital social y este induce participación debería verse por lo menos en las urnas. Cierto, igual y no aumentan la participación pero sí el nivel de información de los votantes, pero hay que empezar en algún lado y luego pedirle al IFE que nos financie la encuesta sobre cultura política de apenados y no apenados :-)
Si las APN sólo proveen información a quienes de todos modos ya están informados y son activos políticamente, su impacto es mucho menor que si informan a grupos que de otro modo nunca leerían El Universal.
Otras hipótesis son: Las APN como rent-seeking o proto-partidos parásito. Ya entrando en desconfianza, habría que checar las biografías de sus cuadros directivos.