lunes, abril 11, 2005

La economía política de las reformas estructurales del sexenio foxista II

Durante el sexenio foxista se han propuesto diversas reformas estructurales. Algunas, como la del servicio profesional de carrera o la de acceso a la información pública, se han aprobado. Otras, como la laboral, la fiscal y la energética, no han sido ratificadas. Con base en estos resultados surge una pregunta inquietante: ¿por qué se han aprobado algunas reformas estructurales y otras no?
El objetivo del trabajo es analizar el proceso de formulación, introducción y aprobación de estas reformas de 1ª generación durante el mandato del presidente Fox. Esperamos encontrar los patrones y factores determinantes del éxito o fracaso de las mismas.
Para lograrlo, las revisaremos con detalle. Es decir, analizaremos su contenido; a los actores decisivos y al proceso en sí. ¿No se han aprobado ciertas reformas por su contenido, por la composición del Congreso o por los factores de coyuntura?
Además, aplicaremos hipótesis sobre la economía política de las mismas para interpretar los resultados. Algunas de ellas son: los costos de transacción, cambios en las condiciones socioeconómicas y la reacción de los políticos y los partidos a las preferencias del electorado.

Perla Praz/ Salomón Mervich

5 comentarios:

Miguel Bonilla dijo...

Me parece interesante la idea, sin embargo quizá estén dejando de lado la elección intermedia durante el sexenio de Fox.
La intuición me dice que los incentivos entre los actores pudieron modificarse sustancialmente. En primer lugar, el Congreso se vio ligeramente modificado en su composición y los partidos cambiaron su punto final. Para la primera legislatura del sexenio foxista, el PAN esperaba obtener una mayorìa en la intermedia, el PRI mantenerse en la preferencia del electorado y el PRD simplemente crecer.
Durante la segunda legislatura, los tres partidos políticos tienen como meta principal alcanzar la presidencia, pudiendo tener mayores incentivos para aprobar las reformas(como ya fue comentado en el blogger).
Creo que al menos este detalle no lo pueden dejar de lado en su investigación.

Brisna dijo...

En general me parece un buen abstract, aunque quizá se podría mejorar la redacción y quitar algunas palabras redundantes para que la idea planteada sea más clara. Según entiendo se pretende encontrar los factores que determinan que una propuesta de reforma sea aprobada. Entre las variables independientes que toman en cuenta no me queda muy claro si al referirse a actores decisivos hacen referencia a la composición del Congreso, de ser así, a mí me parecería importante considerarlo como dos grupos de variables distintos, y en la que se refiere a los actores decisivos contemplar los intereses de las personas que van a tomar la decisión –vb.gr. si es sobre la reforma eléctrica ver si existe algún líder sindical, o cuantas personas representan los intereses de los empresarios, o son empresarios, al considerar el tema de la reforma del trabajo- Por otra parte, creo que también sería conveniente considerar la existencia de grupos sociales de presión a favor o en contra de cierto tema, que más allá del costo político en las urnas puede ser un factor de inestabilidad social. Se han hecho muchos estudios similares, enfocados a la aprobación de políticas en EUA, por lo que literatura al respecto abunda.

Lilian Jaimes dijo...

El tema me parece muy interesante sin embargo he de decir que creo que usan demasiadas variables de estudio. Su idea es demasiado ambiciosa, querer hacer una análisis de todas las reformas durante el gobierno foxista. Les sugerieria que revisaran con cuidado sus variables, en este caso la dependiente seria una dummie lo cual va a hacer más complicado un estudio detallado. (Eso último lo aprendí de Dion). Tomenlo en cuenta.

Rodrigo Riestra dijo...

La idea principal de su trabajo de investigación me parece buena, sin embargo creo que es necesario que realicen una diferenciación entre las reformas estructurales que pretenden analizar. Si bien es cierto algunas de las reformas pendientes han sido pasadas por alto por los diferentes grupos de poder en ambas cámaras, me parece que el objetivo que persiguen en este abstract es un poco obvio. Y es que las reformas estructurales que ustedes muestran como ya aprobadas conllevan un costo político mucho menor. En contraste, las reformas pendientes, serán lógicamente mucho más difíciles de aprobar porque su costo político es mucho mayor.

Oscar Garduño dijo...

¿No creen que aquellas reformas estructurales que no son socialmente populares o que tienen costos políticos grandes son las que no se han aprobado? Las reformas laborales, energéticas y tal son un poco más delicadas debido a sus consecuencias y a la polarización en cuanto la opinión pública. Creo que deberían tomar en cuenta esto para hacer su trabajo si no queren llegar a resultado que parcen obvios.