lunes, mayo 09, 2005

RL- Libertades y Crecimiento

Adriana Crespo Tenorio y Diana Jiménez Trejo
Blume Lorenz and Voigt, Stefan, “Economic Effects of Human Rights,” Working paper 66/04, University of Kassel.

Los autores de este working paper argumentan que los efectos económicos de las violaciones de derechos humanos básicos no han sido estudiados sistemáticamente e intentan construir un modelo para medir este impacto. Utilizan regresiones de MCO para construir cinco modelos diferentes, donde las variables dependientes son el bienestar incremento porcentual en el PIB per cápita, aunque después constriñen el modelo al efecto de diferentes variables sobre el crecimiento. Más concretamente, los autores buscan probar las hipótesis de Barro y Posner, F.A Hayek y Amartya Sen. De acuerdo con Hayek, derechos como la no-discriminación y protección de los derechos de los trabajadores tiene una relación negativa con el bienestar y el crecimiento, mientras que los derechos de propiedad y los derechos humanos básicos tienen relación positiva. Para Barro y Posner sólo los derechos de propiedad son importantes para el crecimiento económico. En cambio, para Sen derechos humanos, de propiedad, civiles y de los trabajadores tienen un efecto positivo en el crecimiento económico. En su modelo, encuentran que altos niveles de protección de derechos humanos, económicos, políticos y civiles tienen efectos en la inversión, la productividad y el crecimiento económico.
Las variables utilizadas y los métodos para estimarlas no son del todo claras. Los autores tienen 24 variables. No construyen un modelo que incluya todas las variables argumentando que algunas están muy correlacionadas. Sin embargo, los autores no justifican, por ejemplo, por qué incluyen en todos los modelos el crecimiento del PIB per cápita, cuando la variable dependiente es crecimiento del PIB. Además, las otras dos variables básicas de control no fueron medidas al mismo tiempo: la variable para años promedio de educación básica es de 1985, mientras que la variable de inversión pública y privada como porcentaje del PIB se obtuvo de datos de entre 1992 y 1999. Los autores no explican los motivos de esto y el rango de años de la variable dependiente va de 1993 a 2000. Además de que no concuerdan los años en que se midieron las variables, los autores no utilizaron ningún método para estimar el efecto del paso del tiempo en las variables. Esto es, en el tiempo, un cambio en el nivel de educación tiene efectos sobre el patrón de crecimiento y los índices de libertad, pero no se verá en un modelo MCO.
Los autores concluyen que para entender la relación entre los derechos y el crecimiento en los países pobres, debe hacerse un análisis por conglomerados. Sin embargo, sería posible imaginar que el análisis de un solo cluster no aclararía los mecanismos causales de su modelo, dado que, por ejemplo, las variables dicotómicas como América Latina y Presidencialismo o Régimen Militar y derechos civiles quedarían altamente correlacionadas.
En conclusión, aunque la propuesta e hipótesis teóricas de estos autores es muy fuerte, el modelo empírico no es tan claro. Este estudio muestra precisamente la dificultad de nuestra propuesta de investigación: encontrar una medida más directa y confiable de los efectos causales entre libertades y crecimiento.

Farr, W. Ken, Lord, Richard A., Wolfenbarger, J. Larry, “Economic Freedom, Political Freedom and Economic Well-Being: a Causality Analysis”, en The Cato Journal, Vol. 18 No. 2 (Otoño 1998).

El paper intenta hallar algún tipo de causalidad entre las libertades políticas y las económicas. Para ello, primero realiza pruebas de causalidad entre estas últimas y el crecimiento económico, mismas que probaron ser significativas. Sin embargo, no se encontró ningún tipo de explicación causal directa entre las libertades económicas y las políticas. Los autores argumentan que los resultados indican que hay una las libertades económicas podrían explicar las libertades políticas a través del desarrollo económico.
Considero que este texto no aporta muchos datos nuevos a la literatura acerca del tema. Antes de su aparición se había demostrado ya que existe una relación muy significativa entre las libertades económicas y el crecimiento del PIB. De hecho, la teoría de Olson acerca de los bandidos estacionarios y la existencia de un marco institucional como condición necesaria para el crecimiento de la economía fue publicada y comentada con mucha anterioridad al estudio de Farr, Lord y Wolfenbarger. Sin embargo, creo que el mayor logro de los autores fue experimentar con un tipo distinto de pruebas de causalidad. Aún así las pruebas de Granger realizadas por los autores no lograron encontrar ningún resultado nuevo acerca de la relación libertad económica - bienestar económico.
Los proxys que utilizaron los autores tampoco fueron novedosos. Casi toda la literatura existente se limita a tomar el logaritmo natural del PIB de varios países como medición del crecimiento económico. Por otro lado, las libertades económicas fueron medidas con cuatro componentes (inflación, operaciones de gobierno y regulaciones, escalas impositivas y restricciones al intercambio comercial) y las políticas se midieron a través del índice de Freedom House, mismos que fueron incluidos en estudios anteriores como el de Barro y el de Leblang. En pocas palabras, aunque la metodología fue algo novedosa, no logra aportar nada realmente nuevo ya que no utiliza mediciones nuevas ni obtiene resultados nuevos. El texto en una etapa separa los países industriales de los que no lo son para probar si la relación se altera, lo cuál fue realizado por estudios similares como el de Gwartney, Lawson y Block. Tampoco se encontró nada nuevo en este rubro ya que los resultados de sus pruebas demostraron que la relación se acentúa cuando se trata de países con una fuerte actividad industrial.
El verdadero aporte de esta investigación se encuentra en la inexistencia de una fuerte relación entre las libertades políticas y las libertades económicas. Sin embargo, los autores no profundizaron en este rubro ni intentaron controlar por algún tipo de variable para comprobar esta falta de causalidad. Al final, los autores afirman que pudiera existir una especie de puente causal entre dichas libertades a través del nivel de bienestar económico. Según ellos, los resultados pudieran implicar que un mayor nivel de libertad económica lleva a aumentar el desarrollo económico, lo que puede causar un mejoramiento en la protección de las libertades políticas más básicas. Esta afirmación resulta muy interesante y, hasta cierto grado, novedosa. Desafortunadamente, los autores no van más allá, con lo cual dejan un gran espacio vacío en su investigación.

5 comentarios:

Rodrigo Hernandez dijo...

Los reportes son lo suficientemente críticos. Sin embargo siento que se aventuran un poco. Al señalar que no tiene mucho sentido que el autor use al PIB per capita como variable independiente, al mismo tiempo que crecimiento PIB como dependiente no se detuvieron a pensar por que el autor lo hace: controlar por demografía. Si ambos crecen, entonces hay crecimiento económico, si solo se observa crecimiento del PIB se ignora el crecimiento demográfico.
¿Porqué no hace un modelo con las 24 variables? Puedo suponer que el autor quiere comparar modelos, un modelo con las 24 variables es repetir dos modelos y no aporta nada. Combinar varias veces puede arrojar que variables se mantiene significativas a través de varios modelos.
Finalmente me parece que los resultados siempre confirman la hipótesis, deben buscar alguna investigación que falsifique la hipótesis.

Roberto Martínez B.K dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Martínez B.K dijo...

Creo que su tema es muy interesante y me gustaría ver el resultado de su investigación. Los papers que critican también me parecen relevantes para su trabajo. Algunas de las críticas que hacen son muy atinadas, pero creo que algunas son injuastas.
No he leído los papers, así que no quiero aventurarme a criticar más de lo que la información que tengo me permite, pero creo que en en el caso del primer paper el PIB pc es una variable muy relevante para explicar el crecimiento económico. Esta variable es algo más que el PIB dividido entre el número de personas, o por lo menos su interpretación es más compleja que eso. PIB pc puede servir (como ya dijo Rodrigo) como control demográfico, pero también mide el nivel de desarrollo económico de un país. Se pueden comparar los PIBs de China y Luxembrugo y el país europeo va a parecer insignificante, pero con el PIB pc se demuestra que es uno de los países con ingreso más alto en el mundo, además existe la hipótesis de que los países con desarrollo económico más alto tienden a crecer menos, así que no me parece mal que los autores incluyan esta variable en todos sus modelos.
No entiendo bien qué es lo que no les parece de que todos los modelos incluyan esta variable, pero al rato me explican, ok???
El segundo paper que critican también suena interesante, pero (aunque tampoco lo he leído) me parece una crítica muy fuerte decir que no se aporta NADA de NADA. Tal vez la afirmación que encuentran interesante es un hallazgo novedoso, pero que requeriría de otra investigación para sustentarse y pues quizás el verdadero aporte de este paper es que abre una nueva línea de investigación que de hecho ustedes podrían retomar.
By the way, sus críticas están bien escritas y redactadas :D

Anja Rivara dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anja Rivara dijo...

Creo que su trabajo de síntesis y crítica de los reportes está muy bien elaborado. Sin embargo, coincido con mis compañeros en que algunas críticas son severas y un tanto injustificadas. Respecto al primer artículo su queja va en el sentido, de que el modelo propuesto no cumple las expectativas para confirmar la teoría. Creo que esto es válido, pero hay que recordar, que variables tipo derechos humanos son sumamente complejas y dificilísimas de medir. A veces, no se obtienen los resultados estadísticos deseados, pero eso no es condición suficiente para rechazar por completo una teoría. Tal vez sería bueno que retomaran aquellas cosas que quizá no resultaron exitosas en el modelo, pero que aun así tienen un buen fundamento teórico. Por otra parte, creo que a veces los modelos que aparentemente no aportan "nada", realmente pueden estar aportando mucho, en el sentido de que si bien no proponen cosas nuevas, tal vez sirven para reivindicar hipótesis ya existentes, que les pueden servir para el desarrollo de su trabajo. No hay que subestimar.