lunes, mayo 09, 2005

RL.- Evaluación de políticas antidrogas

Tania Hernández
Rodrigo Hernández

Young, Stephen, Maximizing Harm, Losers and Winners in the Drug War, Writer's Showcase (presented by Writer's Digest), New York, 2000

La principal hipótesis del libro es: la actual políticas anti-drogas crea un gran martillo de la justicia y aplasta a los criminales, pero el problema es que cuando aplasta se esparcen los residuos alrededor. El autor se enfoca en buscar esos residuos, todos los efectos secundarios.
El autor repasa estadísticas y testimonios, al mas puro estilo de noticiero policiaco, dando fe de los efectos secundarios de la “guerra contra las drogas”. Utiliza irónicamente este slogan para burlarse de los pésimos resultados de la política anti-drogas.
El libro observa el problema desde varias perspectivas. La primera son los pésimos resultados de estas políticas con estadísticas de consumo, arrestos, gasto gubernamental, muertes por consumo de drogas y demostraciones del efecto sustitución que ocurre cuando una droga es prohibida en dirección al alcohol y el tabaco. También muestra la ridícula cifra de gasto gubernamental en esta “guerra”: $37 billones de dólares, $19 federales
En el segundo capitulo repasa las violaciones a derechos fundamentales en nombre de la “guerra contra las drogas”. Aquí el autor arroja una serie de casos de personas que fueron asesinadas, abusadas, arrestadas, confiscadas y que resultaron inocentes. Hace un poco mas de estadística descriptiva al contabilizar los fallos de la Suprema Corte que violan sistemáticamente garantías constitucionales de los ciudadanos. Un punto muy interesante que repasa en este capitulo es el origen de las leyes antidrogas, estas tiene su origen en el control a minorías de inmigrantes: chinos-opio, cocaína-negros, marihuana-mexicanos y como estas leyes siguen afectando hoy a los mismos grupos étnicos. Los estereotipos raciales generados por los medios juegan un papel importante en esto.
En el tercer capitulo analiza quienes se benefician de la “guerra contra las drogas” y arroja más cifras sobre gasto militar. Aquí surge el interesante punto del lobby antidrogas liderado por las industrias del alcohol y el tabaco con importantes donaciones a grupos antidrogas. También muestra la corrupción en que han caído los cuerpos policíacos en su exposición a una guerra directa.
En el cuarto capitulo es el que más ideas nuevas propone. Muestra como este problema es creado por información asimétrica entre los ciudadanos y los policymakers. Arroja más estadísticas de la cantidad de mentiras que los políticos dicen, la cantidad de cobertura de los medios para ahcerlo compara las declaraciones de los zres antidrogas y presidentes que contradicen los reportes de la misma DEA y FBI.
Por ultimo el autor pretende motivar al lector diciendo que es una lucha de los individuos en contra de un gobierno corrupto, vil y estúpido. El autor apela a defender las garantías constitucionales y a recuperar la paz y terminar esta “guerra contra las drogas”. Da ejemplos de políticos y ONGs que luchan por la eliminación de las políticas antidrogas.
El libro es muy ilustrativo, muy bueno para todo aquel que quiera realizar un primer acercamiento al problema, pero es poco profundo y acaba siendo un folleto informativo bien realizado.


Becker, Gary and Kevin Murphy, "A Theory of Rational Adiction", Journal of Political Economy, August, 1988, 675-700

En este paper, los autores desarrollan una teoría sobre la “adicción racional”, teoría en la cual la racionalidad implica un plan consistente para maximizar la utilidad a través del tiempo. Así mismo, se considera a un bien potencialmente adictivo cuando el consumo pasado aumenta el consumo actual. Esta teoría se contrapone a la creencia común de que una adicción no es algo racional en sí. Así, una fuerte adicción a un bien requiere de un gran efecto del consumo pasado del bien sobre el consumo actual. Esta complementariedad hace que algunos equilibrios de consumo sean inestables. Esto es importante porque pequeñas desviaciones en el consumo en dichos equilibrios puede desembocar en una creciente adicción o en abstencionismo.
Un punto importante es que un bien puede ser adictivo para algunas personas pero no para otras; esto depende de la función de utilidad que tengan y de la manera en que valúan el presente versus el futuro. El análisis parece indicar que los individuos que valoran más el presente son potencialmente más adictos a bienes dañinos que los individuos que le dan más peso al futuro. La razón de esto, dicen los autores, es que un incremento en el consumo pasado crea un incremento pequeño en el precio total cuando el futuro tiene una tasa mayor de descuento.
Si bien este paper se refiera a adicciones en general, tales como al alcohol, el cigarro y el juego, por citar algunas, el razonamiento utilizado también es aplicable al uso de drogas, y por ello creemos que será útil en nuestra investigación. Un aspecto muy importante de esta investigación es que muestra que si bien la demanda a corto plazo de bienes adictivos pareciera ser muy inelástica, a largo plazo se hace más elástica. Con esto quedaría demostrado que un cambio en el precio del bien en cuestión, producto por ejemplo de la legalización, traería un incremento en el consumo de dicho bien. Entonces, si aplicamos el análisis hecho a las drogas, es de esperarse que la legalización de éstas se vea reflejada en un aumento en el consumo. Este argumento es uno de los más utilizados por aquellos que se oponen a la legalización de las drogas. De acuerdo con el paper de Becker y Murphy, su argumento es válido.
Ahora bien, un punto que queremos recalcar es que si bien una permanente reducción en el precio de las drogas es combinada con, digamos, esfuerzos para educar a la población acerca de los efectos tanto positivos como negativos que puede traer el consumo de drogas, el efecto final no necesariamente sería un incremento brutal en el consumo. Además, queda todavía por probarse cuál es la elasticidad de bienes tales como la marihuana, y si además estos bienes son vistos como complementarios de otros, tales como el alcohol y el tabaco. Así, puede que de entrada lo que implicaría un aumento en el consumo de un bien implique también la reducción del consumo de otro. Quedaría entonces por evaluar qué es preferible en términos de salud pública.

10 comentarios:

israel h seguin dijo...

Creo que ninguno de los artículos contribuye a fondo en su tema de investigación. El primero como bien se señala sólo es un resumen periodístico desde el cual se pueden ver todas las grandes fallas de las políticas actuales pero sólo descriptivamente sin ninguna interpretación ni análisis de implicaciones o alternativas. El segundo creo que poco o nada habla por lo menos desde lo que se dice en el resúmen de las políticas antidrogas, sólo analiza racionalmente por qué se consumen esas cosas. Esto puede deberse a que estos artículos no tienen un enfoque parecido al de su investigación y por lo tanto quizás poco puedan contribuir o porque en el resúmen no se destacan los puntos que interesan a ustedes. Por cierto, no se incluyeron críticas y creo que puede haber un buen número de ellas para cada uno de los documentos que citaron

Roberto Martínez B.K dijo...

Yo, a diferencia de Israel, creo que la información de los papers es buena. El primero puede constituir un buen marco teórico y aunque no contribuye mucho a su búsqueda de variables, metodología, etc. me parece que un documento así de general está bien para empezar (aunque tal vez sí debieron buscar otro libro o documento que se apegara más a lo que quieren).
El segundo paper también me parece interesante, creo que el acercamiento que hacen a las drogas desde una perspectiva de rat choice es interesante y si bien tampoco contirubuye al enfoque de su investigación sí puede servir como arma argumentantiva en algún momento.
A pesar de lo anteorior creo que debieron ser un poco más críticos y tal vez hubiera sido mejor que buscaran papers un poco más cualitativos para esta parte del trabajo, pero hicieron un buen trabajo!!! :D Los resúmenes están bien redactados y todo!!!

Oscar Garduño dijo...

Sus artículos son sumamente interesantes. Sin embargo, lo que les faltó en sus reportes de lectura mas que nada fueron CRÏTICAS. Les hizó falta decirnos para qué les puede servir tan valiosa infomación, donde se ubica en su trabajo, etc. Fuera de eso, creo que es interesnate estar viendo las dos caras de la moneda.

Tania Hernández dijo...

Sobre el segundo artículo, quizás no fuimos muy claros sobre el por qué lo incluimos en nuestra investigación.
La primera razón fue para hacer un poco luz sobre el por qué la gente consume o no drogas. Si hayamos un mecanismo racional de incentivos que lo explique, que es más o menos lo que Becker y Murphy hacen, podemos entonces encontrar también políticas públicas que vayan a esos incentivos. Así, si se legalizan las drogas se podrían poner conta-incentivos que eviten un aumento desenfrenado en el consumo. Por otro lado, si se elige mantener la política restrictiva, el mismo análisis puede ser útil para buscar alternativas menos costosas para la disminución del consumo (ir a la demanda y no a la oferta).
En segundo lugar, nos pareció relevante incluirlo porque en sí es evidencia empírica a favor de un argumento muy utilizado por quienes se oponen a la legalización; es muy evidente que si el precio de un bien disminuye la demanda aumentará. Lo que se sigue es que dicho aumento en el consumo será incontrolable (eso ya es discutible).
Espero que esto aclare algunas dudas. Y si tienen mas comentarios o dudas...pues posteen! :)

Brisna dijo...

En general me parece muy bien. Creo que el segundo artículo aporta una visión alternativa interesante que pueden considerar en su trabajo; mientras qu el primero les puede servir como para darse una idea de enfoques y datos pero carece de marco teórico, quizá es demasiado descriptivo. Deberían buscar algo un poco más analítico que utilizara o planteara teorías. Tambien me hubiera gustado ver un poco más de lo que ustedes piensan respecto a los artículos, que lo ampliaran porque casí todo fue resúmen. Sería interesante que pusieran no sólo lo que entendieron o pueden aportarles sino tambien aquello que no entendieron, o creen que esté incorrecto por alguna razón. ¿Que cuestionaría, qué le agregarían o quitarían?

Ahh!! Por favor, cambien la letra del segundo resumen porque está muy chiquita y no se puede leer facilmente... :(

Ricardo Aranda Girard dijo...

Considero que es un reporte de lectura interesante, sin embargo, como dice Israel, creo que convendría que hicieran una investigación más a fondo sobre fuentes que realmente sirvan para el objetivo de su investigación.
El primer texto no deja de ser atractivo, sin embargo, es notorio que no trata el tema con profundidad y supongo que recurre pocas veces a una argumentación basada en la elección racional (más vinculada con la Economía Política).
El segundo texto se ve mucho más interestante, pues emplea argumentos con un matiz mucho más económico, el problema que percibo es que alude al acoholismo y no a la drogadicción directamente. Por ello, creo que sería conveniente que hicieran una revisión de la literatura que tienen, y cambiar lo que no se refiere directamente a su tema o que no tiene una argumentación vinculada con la elección racional.

Anja Rivara dijo...

Creo que con sus dos artículos están tocando dos temas importantes: el fracaso de la actual política antidrogas y la (i)racionalidad del consumo. Sin embargo, algo que podría ser muy interesante que además se metan a evaluar los argumentos a favor de la legalización y los contrasten con el status quo de la lucha contra las drogas. El ejercicio, sería hacer una evaluación crítica de ambas perspectivas, para comparar costos y beneficios, y con base a ello argumentar cual postura les parece la más conveniente. Considero que es un fascinante debate que mucho de que hablar... ah, y si tienen tiempo visiten a Chabat, el es el master de la materia y siempre tiene la mejor disposición.

Ixchel dijo...

Su primer texto sintetiza muy bien las ideas del autor, pero se restringe a una especie de marco crítico-destructivo, de esta manera no veo por donde aporte algo interesante a la evaluación de las políticas antidrogas.
Por el contrario, el segundo resumen referente al consumo de drogas, después de lo que aclaró Tania, tiene sentido; sin embargo, al haber tantos textos que tratan el problema de manera directa suena un poco alejado de su objetivo principal.

Sofia Becerra dijo...

Escogieron dos puntos de vista bastante interesantes aunque con poca unidad entre sí. Creo que el primer libro tiene muchos elementos que se podrían codificar para hacer algunas pruebas estadísticas con ciertas variables. Así, el estudio no se quedaría cojo ante las críticas de gente que no cree en resúmenes históricos (;P). Su segundo artículo me parece también bastante interesante; creo que es una muy buena idea el utilizar el factor tiempo y su tasa de descuento para probar algo que creo básicamente por intuición (que las adicciones no son tan irracionales). Sin embargo hay poca relación con su primer artículo ya que siento que éste hace el análisis a un nivel más individual (general pero individual), mientras que el primero lo hace a un nivel colectivo (particular y colectivo). Aunque los dos análisis me parecen buenos y esencialmente correctos, creo que para su investigación deberían elegir un solo enfoque.

Arely Miranda González dijo...

Me parece muy intersante el primer artículo pero sumamente sesgado, estoy de acuerdo con que es un "folleto informativo". Sobre el segundo artículo de Becker y Murphy, me gustó más y quiero señalar lo siguiente:
1) Tengo dudas sobre la racionalidad que argumentan. Según al definición de adicción que utilizan los autores, el consumo de drogas deja de ser una adicción y se convierte en el simple consumo de un bien. El problema es que la función de utilidad debería incluir una variable negativa a largo plazo: el costo en la salud, estabilidad personal, etc. del consumidor. ¿Qué tan racional es un consumo que, dentro de su instrumentalidad, perjudica a largo plazo al consumidor?
2) Si bien bajo los supuestos establecidos, tras la legalización aumentaría el consumo de drogas, no creo que este sea el verdadero problema, sino más bien un control efectivo sobre el abuso de drogas. Me parece necesario hacer una distincción entre abuso y consumo. Como ustedes ya saben, existe más abuso de drogas en lugares dónde no se han legalizado las drogas que en países que sí.
3) Estoy de acuerdo con su observación sobre la educación a la población para limitar el consumo (o abuso), pero el problema sería cómo canalizar esta información a los grupos nuevos de consumidores. Me refiero a que la mayoría de los consumidores actuales, con recursos económicos para comprar drogas, están concientes de las posibles repercusiones; pero, ya con un mercado legal de drogas existirían nuevos grupos de consumidores (posiblemente de grupos socioecónmicos más desaventajados) que necesitarían ser informados de todos los posibles efectos.
Bueno, eso es todo. En general, me pareció muy adecuada su bibliografía.