domingo, febrero 19, 2006

Aprobación de los presupuestos nacionales sin mayoría parlamentaria después de 1997 en México

El ensayo de es un estudio de caso acerca de las negociaciones entre las fracciones parlamentarias de la Cámara de Diputados para la aprobación del presupuesto nacional mexicano para los tres periodos legislativos después de que ya no hay gobierno con mayoría en el Congreso (1997). Es interesante, porque no está establecido que pasa si no se llega a un acuerdo antes del 1º de enero y porque no hay incentivos para destrabar las negociaciones. La autora analiza el desarrollo de las votaciones en el marco de las coaliciones potenciales entre partidos, su alineación ideológica y circunstancias características de nuestro país (no veto del ejecutivo en materia de legislación presupuestal y que llegado el plazo se paralizaría el país, pues no se podría ejercer el gasto). Como parte de sus conclusiones, la autora busca evidencia de por qué se formaron unas coaliciones y no otras y las respuestas que encuentra son que las dimensiones de votación fueron modificadas o divididas (para el presupuesto de 1999 se votaron de forma diferente la Ley de Ingresos, la Miscelánea Fiscal, la Coordinación Fiscal y el Presupuesto de Egresos; estas cuatro dimensiones se desdoblaron en 16 votaciones en el pleno en las cuales la coalición ganadora fue siempre PRI-PAN) y que las coaliciones entre partidos se alinearon con continuidad ideológica antes de que se acercara el tiempo de elecciones presidenciales (el PAN se quiso separar del PRI antes del 2000). La evidencia empírica muestra que después de las rondas de votación y negociación para el presupuesto de 1998 el PAN se alió al PRI y fue favorecido por ello; sin embargo, para el 2000 las votaciones se ensuciaron con temas como el rescate bancario y la dimensión ideológica se rompió porque el PRI aceptó endeudamiento alto para el PRD y lo unió a su coalición. Antes del 28 de diciembre y ante la expectativa de un colapso de no llegar a un acuerdo, separaron la votación para los dos temas controversiales: IPAB y el gasto social. Finalmente analiza la disciplina dentro de los partidos y en el papel de los partidos pequeños (PT y PVEM) como fiel de la balanza.
Paulina Sánchez Román & Bernardo Pérez Franco

2 comentarios:

JacarandaPerez dijo...

Su propuesta es un buen ejemplo que la formación de coaliciones. Sin embargo no veo dónde se encuentra la inestabilidad o parálisis.Considero importante que cuando mencionen las dimesiones espaciales también incluyan las preferencias de cada partido pues, aunque todos estamos medianamente enterados del tema, no resulta obvio para el lector común.

Andrea Ancira dijo...

A mi tampoco me quedò muy claro el papel que jugaron las dimensiones en las decisiones de los actores. Creo que serìa muy importante mencionar sobre todo el ordenamiento de las preferencias que dieron lugar al resultado final.