miércoles, marzo 01, 2006

Sobre Dixit y Londregan (1996)

The determinants of success of special interests in redistributive politics

El artículo se enfoca en el tipo de política redistributiva táctica, conocida como pork barrel politics (término acuñado en Estados Unidos que se refiere al gasto gubernamental que beneficia directamente a ciertos individuos a cambio de su apoyo político). Los autores señalan que dentro de la literatura existen un par de enfoques, uno que revisa a los políticos que se encargan de los votantes leales, y otro que se enfoca a los votantes cuyo voto puede cambiar (swing voters); y en el artículo elaboran un modelo que toma en cuenta ambos enfoques. Los supuestos del modelo son los siguientes:

  • Dos partidos políticos (L y R) que compiten por el apoyo de los votantes.
  • Votantes con afinidades heterogéneas, preocupados por los beneficios particulares que puedan recibir de los partidos, lo que a su vez afecta su lealtad hacía ellos.
  • Los partidos cuentan con diferentes habilidades para distribuir dichos beneficios, lo que genera diversos resultados. Se distinguen dos escenarios:

Partidos iguales en sus capacidades de distribución, en donde el resultado depende entonces de los votantes y el grado de utilidad que deriven de la redistribución.

Partidos con capacidades distributivas diferentes y votantes con que tienen las mismas afinidades ideológicas, pero con mucha “disposición” a vender su voto a cambio de beneficios. Aquí, el resultado depende de las habilidades de los partidos para distribuir los beneficios a diversos grupos.

Bajo estos supuestos, los autores crean su modelo que mide la utilidad de los votantes tomando en cuenta las preferencias ideológicas y el consumo, así como el trade-off que experimentan los votantes entre una y otra. Del lado de los partidos, el modelo toma en cuenta la capacidad de distribución de beneficios y la capacidad para imponer impuestos que poseen. Estas políticas son las que tienen efecto sobre el sentido del voto.

Los resultados del modelo establecen que, cuando los partidos tienen la misma habilidad para distribuir beneficios, estos adoptarán estrategias simétricas para la redistribución, en la que ciertos grupos gozarán de cierta ventaja: grupos con una cantidad considerable de “moderados” cuya indiferencia con respecto a la ideología de los partidos puede solucionarse con el ofrecimiento de beneficios; grupos de bajo ingreso que están dispuestos a ceder en el campo de las preferencias políticas para poder obtener una mayor capacidad de consumo. Por otro lado, cuando los partidos tienen habilidades diferentes, estos deberán enfocarse a los “core groups” para hacer uso de dichas habilidades para maximizar el impacto político que puedan tener.

Creo que el artículo presenta un argumento bastante intuitivo y lógico con respecto a los votantes indecisos, que es presentado de manera formal un tanto complicada, pero que sin embargo ayuda a explicar de manera muy concreta la estrategia de las pork barrel politics. Por otro lado, creo que el modelo si deja de lado ciertos aspectos de los votantes, particularmente los indecisos, que podrían afectar su decisión. Por ejemplo, la edad de los votantes puede ser un factor al momento de decidir si aceptar o no los beneficios distributivos. Otro factor que se podría tomar en cuenta es el nivel educativo de los votantes, ya que podría dificultar el que los votantes acepten un beneficio a cambio de su voto. Creo que sería interesante analizar el efecto que podria tener la educación, ya es posible que cambie la estrategia de los partidos para captar el voto de los votantes indecisos

Dixit, Avinash, and John Londregan. The Determinants of Success of Special Interests in Redistributive Politics, Journal of Politics, Vol. 58, No. 4. (Nov., 1996), pp. 1132-1155.

1 comentario:

Jennifer Farias dijo...

Creo que se planteó de forma muy clara los supuestos del modelo de Dixit y Londregan, al igual que los posibles resultados. Estoy de acuerdo con la crítica del modelo, sí hay factores que excluyen que son importantes para la toma de decisiones pero también comprendo que al ser modelo busca simplificar los hechos. Habría que desarrollar más el modelo lo que lo haría un poco más complicado, para entender y para probar.
Calificación 9