miércoles, marzo 01, 2006

FONCODES: La redistribución accidental

Tania Islas Weinstein
Milena Ang Collán Granillo

Norbert R. Schady, “The Political Economy of Expenditures by the Peruvian Social Fund (Foncodes), 1991-95”, The American Political Science Review, Vol94, No.2. (Jun.2000), pp.289-304.

Los autores se preguntan ¿cómo influenciaron las elecciones en la distribución del fondo social peruano (FONCODES: Fondo Nacional de Compensación y Desarrollo Social) durante el primer mandato del presidente Alberto Fujimori (1990-1995)? A esto respondieron que los gastos incrementaron significativamente antes de las elecciones y que los proyectos del FONCODES estuvieron dirigidos a las provincias en donde se esperaba un mayor efecto marginal político. Estos proyectos tendían a favorecer a las provincias más pobres, sugiriendo políticas redistributivas.

La base de datos que utilizó el autor consistía en los gastos para los proyectos comunitarios aprobados por el FONCODES medidos mensualmente por distritos (unidad geográfica más pequeña de administración política en Perú). El periodo estudiado es de noviembre de 1991 hasta mayo de 1995, en el cual hubieron tres elecciones: legislativas, de referéndum para aprobar la Constitución y elección presidencial. En la siguiente gráfica se ve como antes de cada elección incrementaron los gastos a proyectos sociales-redistributivos:



Las variables independientes son el periodo de elección y el grado de pobreza. La variable dependiente es el gasto social de FONCODES. Parecería que ambas variables independientes influenciaron en el gasto, pues éste incrementó justo antes de las elecciones de tal forma que ayudó a los sectores más pobres. Lo que realmente afectó al gasto en los proyectos fue la posibilidad de obtener votos (periodo de elección), y no de redistribuir.

Fujimori creó el FONCODES en 1991 para intentar financiar proyectos que le traerían más votos. Hizo este fondo altamente dependiente del ejecutivo (centralizando su mando pues rendía cuentas a un comité directivo escogido por Fujimori, restando burocracia, haciéndolo más eficiente, etc.). El hecho de que FONCODES tuviera un mando autoritario, permitió su eficiencia, recordándonos a la teoría olsoniana de los stationary bandits, pues un acto de autoritarismo resultó finalmente en la provisión de bienes públicos.

La eficiencia de un organismo centralizado, FONCODES, permitió que los proyectos fungieran de forma redistributiva, pues estuvieron dirigidos a los sectores más pobres. En muchos casos sólo se buscaba atraer el voto de este sector poblacional a través de la implementación de estos proyectos, pero en otros funcionó genuinamente. Esto muestra como la redistribución fue un “accidente”, puesto que nunca se vio como el objetivo principal. Al intentar ganar votos se fortalecieron ciertos mecanismos que promovieron indirectamente esa redistribución. Este caso apoya apoya la tesis de Harms y Zink pues se ve como no fue el grupo más grande (los pobres) quienes se organizaron para conseguir la resdistribuciòn a su favor, sino que todo fue ideado por una pequeña elite que buscaba obtener votos y poder.

5 comentarios:

Jimena Castro dijo...

Creo que su reporte está bastante bien. Cumple con todos los requerimientos y está bien escrito. Además me parece especialmente buena su explicación sobre las variables y la realción entre ellas. Lo único que no me encanta es la gráfica, me parece que no ayuda mucho por la presentación y por la explicación, pero aún así creo que es útil para ilustrar la teoría. Yo les doy un 95.

Valentín Pereda dijo...

Generalmente los papers que estudiamos demuestran que las políticas redistributivas no tienen una base moral sino que se trata únicamente de políticos tratando de ganar votos para ser reelectos. El paper que decidieron estudiar es muy bueno porque lleva éste argumento al extremo: Aún cuando beneficia a los menos favorecidos, la redistribución sigue siendo un acto de egoísmo a ultranza. Considero que explican muy claramente la teoría, las variables y el método empleado por el autor. Creo que el ejemplo peruano deja en claro que si eres pobre te conviene ser un votante swinger o por lo menos no ponerte la camiseta de ningún partido para entonces atraer los beneficios de las políticas redistributivas. Merecen una ovación y un 10 de calificación.

jesus leal dijo...

Este reporte cumple con los requisitos solicitados por el profesor. Logran sintetizar en unas cuantas líneas el argumento. Sin embartgo creo que no veo un espíritu crítico en su reporte. Pero fuera de ese detalle me parece un buen reporte.

Calificación 92

Odile Cortés dijo...

Me parece un muy buen reporte. Tal vez debieron explicar qué era el Foncodes al inicio y no ya casi al final pero en general la claridad de la síntesis es laudable. Concuerdo con Valentín que sin ser un argumento moralista, llegan a explicar a la perfección la complejidad del problema (era egoista pero acabó siendo benéfico) y al contrario de Jimena creo que la gráfica es una clara forma de demostrar el aumento del gasto al aproximarse cada elección. Muy bien niñas: 10

Everardo dijo...

Me parece interesante su análisis, sin embargo –a reserva de no haber leído el paper- aún no entiendo por qué consideran que fue una distribución accidental cuando una de las VI era el nivel de pobreza, aunque lo que estuviera en juego fuera obtener votos. Creo que cumple con los requerimientos, 9.5.