martes, febrero 22, 2005

Meltzer & Richard (1981): A Rational Theory of the Size of Government

De acuerdo con Meltzer & Richard, frecuentemente se argumenta que el crecimiento del tamaño relativo del gobierno depende de los sistemas de presupuesto e impuestos, el tamaño de la burocracia u otros arreglos institucionales. En cambio, para los autores el tamaño del gobierno depende de la demanda de los votantes por impuestos, quienes tienen interés en dichos impuestos porque éstos se convertirán en gasto social. Los autores miden el tamaño del gobierno a través de esta redistribución, y establecen que hay un límite a su tamaño.

La tasa impositiva depende del ingreso de los votantes: El votante decisivo elige la tasa impositiva que maximice su utilidad. Como saben que los recursos recaudados por el gobierno serán redistribuidos a la sociedad, impuestos e ingreso se relacionan inversamente: a mayor ingreso, los votantes preferirán una menor carga impositiva. Así, cuando un votante tiene un ingreso cero (no trabaja), vive de la redistribución que otorgue el gobierno. Por lo tanto votará por la tasa impositiva más alta posible. En cambio, cuando el votante tiene un ingreso tal que no disfruta de la redistribución (ingreso medio), votará por que no se cobren impuestos. De este modo, se limita el tamaño del gobierno.

El teorema del votante mediano se aplica a esta teoría porque cuando el sistema es de sufragio universal, el votante con ingreso mediano será el votante decisivo para determinar la tasa impositiva y por ende el tamaño del gobierno. Si el ingreso del votante decisivo (mediano) es mayor que el ingreso promedio, la tasa impositiva (y redistributiva) será cero y todos los votantes tendrán que trabajar. Es evidente que cada individuo, de acuerdo con su ingreso, resuelve el problema de maximizar su ingreso disponible de manera diferente. Sin embargo, el sufragio universal con regla mayoritaria hace que el votante mediano sea esencial para determinar la tasa impositiva ya que ninguna otra tasa tendrá la mayoría necesaria para ganar.

4 comentarios:

Ricardo Aranda Girard dijo...

Crítica al articulo A Rational Theory of the Size of Government,
de Allan H. Meltzer y Scott F. Richard
El artículo es interesante porque presenta una forma innovadora para medir el tamaño del gobierno con base en la parte del ingreso redistribuido por él. Sin embargo, tiene varios puntos débiles: el primero de ellos consiste en que al inicio del paper simplemente menciona que la tasa impositiva y el ingreso redistribuido por el gobierno ha aumentado en todos los países de Europa occidental y América del Norte, creo que una afirmación tan “fuerte” debería ser sostenida con alguna evidencia empírica, y no es así. El segundo punto débil radica en la posible refutación de uno de los supuestos más importantes del modelo, dicho supuesto consiste en la afirmación de los autores de que todo el ingreso recaudado por el gobierno se va a redistribuir, lo cual no es necesariamente cierto, pues si aumenta la tasa impositiva no implica que vaya a aumentar la redistribución en la misma proporción. Relacionado con eso, creo también que, por la misma incertidumbre acerca de la proporción de los impuestos recaudados que se van a redistribuir, no suena tan lógico que se vaya a tener, por lo menos en países como el nuestro, una continua demanda por más impuestos (de parte de quienes sufren precisamente por esa falta de redistribución exacta). Como tercer punto débil, creo que el margen de aplicación del modelo puede resultar bastante limitado, pues admite la posibilidad de que haya individuos que subsistan del estado (productivity level n = 0), cosa que difícilmente ocurre en países como el nuestro.. Finalmente, el modelo considera como únicas fuentes de manejo de ingreso del gobierno su función impositiva y distributiva, así que, para acercar más el modelo a la realidad, creo que valdría la pena incluir otras actividades gubernamentales, ya que el manejo de ingreso por el gobierno no se limita a esas funciones.

Uriel Alcantara dijo...

Comentario a “A Rational Theory for the Size of Government”
Allan H. Meltzer; Scott F. Richard.

El modelo que desarrollan Meltzer y Richard nos acerca de una manera más intuitiva a la cuestión del tamaño del gobierno, es decir, a las cuestiones de la redistribución proveniente de los impuestos.
Es importante resaltar en primer lugar su posición ante la literatura clásica sobre el tema: no considera que los votantes son miopes y que padecen de ilusión fiscal, no toma los bienes públicos, se enfoca sólo en la redistribución y además regresa a la tradición de Tocqueville sobre el tamaño del gobierno el cual tiene que ver con la decisión de los votantes. De esto último trata una de las conclusiones más notables: el aumento general de los impuestos en las ultimas décadas tiene que ver con el aumento de la franquicia de los votantes. Al hacerse más amplia, la media del ingreso de los votantes baja y por tanto buscan más impuestos ya que serán redistribuidos.
Otro mérito del paper es que no es exclusivo para un sistema político definido, sino que pone el peso principal en el votante decisivo, lo que permite hablar desde sobre una dictadura hasta una democracia con sufragio universal. Logra además un modelo muy comprensivo que incluye el teorema del votante medio, satisface los principios de la acción colectiva y posee un marco formal bien definido de los principios económicos que trata, logrado una visión mas simple e intuitiva pero no por eso incompleta

Brisna dijo...

Me parece una aplicación interesante del teorema del votante mediano. Sin embargo, me surgen algunas dudas. Me parece que la tasa impositiva, si bien va a depender del ingreso de los votantes, también depende de la capacidad recaudatoria del Estado. Puede que un gran porcentaje de la población gane casi nada y vote por una tasa impositiva altísima, quizá imposible de recaudar, y más si consideramos un Estado como el Mexicano y el alto nivel de evasión fiscal de este. Los bajos recursos obtenidos, pese a la alta tasa impositiva, y gracias a la gran evasión, significarían la existencia de un estado pequeño (con apenas suficiente dinero para financiar su administración y nulo para ofrecer servicios). Además, no hay garantías de que todos los recursos recaudados se traduzcan en servicios sociales. Por otra parte, con una visión muy extremista de la concentración de la riqueza, un país donde sean tan pocos los ricos y tantos los pobres que voten por altas tasas impositivas, ¿no se podría ahuyentar la inversión y hacer huir a los ricos, quedándose un país de puros pobres, rico en mano de obra pero carente de tecnología para explotarla? ¿qué pasa en un país muy pobre como Haití?, ¿que impuestos se eligen?, si el votante mediano es tan pobre como el más “rico”.

Brisna dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.