lunes, febrero 21, 2005

Evidencia a favor del TVM

Chen, Zhiqi y West, Edwin G. (2000), “Selective Versus Universal Vouchers: Modeling Median Voter Preferences in Education”, The American Economic Review, 90 (5), 1520-1534.

La ayuda gubernamental a la educación, en algunos casos, se ha canalizado a través de apoyos económicos transferidos a todas aquellas familias que tienen hijos en edad escolar. Sin embargo, para muchos países esta situación se presenta de manera selectiva, otorgando el estímulo, exclusivamente a las familias debajo de cierto nivel de ingresos. Esta última tendencia se ha acentuado en los últimos años, y de acuerdo con el artículo, esto se debe a la presencia de reglas de votación mayoritaria, y a la aplicabilidad del teorema del votante mediano. Dado que el votante mediano, en condiciones normales, se sitúa en la mitad inferior de la distribución de ingreso, encontrará poco atractivo el apoyo universal y lo cambiará por uno selectivo.

Rice, Tom W. (1985), “An Examination of the Median Voter Hypothesis”, The Western Political Quarterly, 30 (2), 307-328.

Existen varias implicaciones que se derivan del teorema del votante mediano. Una de ellas se refiere a la situación en que los votantes con ingresos en y por debajo de la media (lo cual incluye al mediano), usarán su superioridad para elegir políticos dispuestos a imponer impuestos a aquéllos por arriba de la media, y distribuirlos entre los menos aventajados. El artículo estudia esta redistribución de bienestar, bajo la perspectiva del votante mediano, y muestra, como el caso de Estados Unidos durante el periodo comprendido entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y mediados de los 60’s, constituye una evidencia a favor del teorema.


Caplin, Andrew y Nalebuff, Barry (1991), “Aggregation and Social Choice: A Mean Voter Theorem”, Econometrica, 59 (1), 1-23.
http://links.jstor.org/sici?sici=0012-9682%28199101%2959%3A1%3C1%3AAASCAM%3E2.0.CO%3B2-A

De acuerdo con el teorema, dadas las condiciones de pico único y unidimensionalidad, la alternativa más preferida del votante mediano, le gana a cualquier otra; y éste siempre se encontrará en la coalición ganadora. Este artículo, demuestra que incluso en una situación multidimensional, seguirá ganando la alternativa mediana. Para comprobar esto, los autores se basan en un teorema de agregación matemática (que está muy complejo como para explicarlo aquí, pero al cual pueden tener rápido acceso a través del link) y algunas implicaciones económicas.

2 comentarios:

perlapraz dijo...

James C. Murdoch; Todd Sandler; Laurna Hansen, “An Econometric Technique for Comparing Median Voter and Oligarchy Choice Models of Collective Action: The Case of the Nato Alliance”, The review of Economics and Statistics, Vol., 72, No. (Nov., 1991)

En este artículo, los autores desarrollaron una metodología empírica para discriminar entre el modelo del votante mediano y el modelo de elección oligárquica. La aplicaron a la provisión colectiva de un bien público. Utilizaron el modelo para analizar la demanda de actividades militares a diez miembros de la OTAN (Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania del Este, Italia, los Países Bajos, Noruega, el Reino Unido y los Estados Unidos). El objetivo era probar si la demanda de defensa en estos países se comportaba de acuerdo con el teorema del votante mediano; con el modelo de elección jerárquica o de ninguna de estas dos maneras. Primero, estimaron las ecuaciones de demanda de los países. Luego, obtuvieron datos anuales de miembros de la OTAN (de 1965 a 1988) para estimar parámetros de ambas teorías para cada caso. Para medir empíricamente la cantidad de actividad militar, usaron el gasto militar deflactado por su PIB. Los resultadas variaron. Algunos países se comportaron de acuerdo con el modelo de elección oligárquica, otros como el votante mediano y los demás de ninguna de esas maneras.

David P. Baron, “A Dynamic Theory of Collective Goods Programs”, The American Political Science Review, Vol. 90, No. 2 (Jun., 1996).

En este artículo, el autor presenta una teoría dinámica de la elección legislativa de programas de bienes colectivos. Se basa en un modelo secuencial de propuestas y votaciones en una legislatura que obedece el criterio mayoritario. En este caso, el statu quo es la propuesta anterior aceptada. El equilibrio está caracterizado por un programa unidimensional de bienes colectivos y da como resultado una generalización del teorema del votante mediano complementado con estadísticas comparativas. Los programas de equilibrio pueden expandirse o contraerse en el tiempo, pero, finalmente, convergen en la mediana. Se entiende en el modelo, que el comité con poder jurisdiccional sobre el programa lanza la primera iniciativa, y que hay un número infinito de sesiones legislativas. El legislador puede hacer propuestas iguales al statu quo, o algunas que prefiera sobre el mismo.Lo importante es que cuando todos los legisladores tienen la oportunidad de hacer propuestas, los programas convergen con el punto mediano ideal.

Brisna dijo...

En general los papers que citan me parecen aplicaciones interesantes, en especial porque abarcan decisiones de educación, campañas políticas, tipos de regímenes. Yo estube hojeando el paper Median Voter Model of Social Security, by Robin W. Boadway; David E. Wildasin (International Economic Review, Vol. 30, No. 2. (May, 1989), pp. 307-328.) en el que se pretende estudiar la dinámica de la evolución del sistema de seguridad social. Consideran que el nivel de seguridad social dependerá del nivel de seguridad social que existía anteriormente, que determinan las circunstancias en las que el ahorro se ha hecho, y de la evolución del sistema porque esto contribuye a la futura conducta del votante mediano. El tomador de decisión mediano debe considerar que su elección social tendrá influencia sobre las elecciones de los electores medianos subsiguientes, durante su vida (considera que hay un traslape de tomadores de decisiones generacionalmente). Las preferencias de nivel de seguridad social varían conforme la edad. En general se observa un ciclo en el que las preferencias por un alto nivel de seguridad van aumentando y luego disminuyen, lo que permite identificar al votante mediano a través del tiempo, e independientemente del traslape generacional. Claro que lo trata de una manera muy compleja dado que toma en cuenta la dimensión tiempo, pero es una aplicación interesante también.