lunes, febrero 07, 2005

Ciclos Autoritarios Provisionales

Las instituciones son importantes para definir las reglas del juego que propician un crecimiento económico sostenido. El arreglo constitucional mexicano ha tenido importantes ciclos de definición y redefinición de estas reglas económicas y políticas. Históricamente en México estos ciclos han traído consigo estabilidad no-democrática y crecimiento económico en un principio (la paz porfiriana y la paz post revolucionaria). Sin embargo, después de un tiempo esta estabilidad política se vio amenazada por la movilización popular, además de unas bajas tasas de crecimiento económico. Al parecer vivimos en un país en donde no son compatibles los términos democracia y crecimiento económico. Lo cual me hace pensar en la pregunta: ¿necesitamos ciclos autoritarios provisionales para favorecer el crecimiento económico?

5 comentarios:

Rodrigo Hernandez dijo...

Lo que ha existido realmente no son ciclos autoritarios, sino ciclos donde el sistema de justicia era mejor y la corrupción era menor.
Tanto el periodo porfiriano como el posrevolucionario se caracterizan por mejores sistemas de justicia, sobre todo para una clase. Digamos que en esos periodos los gobiernos protegen en un marco suficiente los derchos de propiedad. En cuanto la proteccion a los derechos de propiedad y el sistema juridico se empiezan a deteriorar tambien inician los problemas. En el periodo 1928-1970 existia corrupción, pero no como despues, al igual que no existia el narcotrafico y el crimen organizado relacionado con este. Tampoco existia la inseguriodad que existe ahora, derivado del deterioro de los cuerpos policiacos.
En el periodo 1884-1908, si bien existe corrupción, hay poca inseguridad.
En lugar de ver si el autoritarismo funciona, debemos observar si ppodemos mantener periodos más largos de inseguridad.

Diana Jiménez dijo...

La pregunta es interesante y provocadora... ¿acaso el caso de México contradice toda la teoría que relaciona a la democracia con el desarrollo económico? Sin embargo habría primero que reflexionar acerca de la llamada "democracia" que, según Javier, existió durante algunos periodos en nuestro país. Hasta donde la literatura que conozco me permite entender México nunca tuvo unas elecciones totalmente libres y competidas hasta finales del siglo XX, y eso contando los casos de elecciones estatales. Sin embargo, de alguna manera reforzando el punto original, una de las épocas donde nuestro país vió un acelerado crecimiento fué durante los años 50 y 60 e incluso parte de los 70, precisamente durante la época dorada del PRI. Entonces, al final, si en esa época logramos crecer sin democracia mientras que ahora nuestro h. presidente (electo democráticamente) no logra llevarnos más allá del 3%, ¿es falsa la relación democracia-crecimiento o simplemente todos los demás factores necesarios para el desarrollo económico ho han estado presentes?

Rodrigo Hernandez dijo...

Diana:¡Javier jamas hablo de democracia.

Isaak Pacheco Izquierdo dijo...

Si bien es cierto que en algunas ocasiones los regímenes autoritarios en México alcanzaron tasas de crecimiento económico positivas, esto se debe, no tanto a las características generales de los regímenes autoritarios, sino a las características específicas de dicho regimen en México. De alguna manera los dos ejemplos que tu diste, fueron regímnes autoritarios "civilizados", pues establecieron en el sistema político mexicano las instituciones que dieronn certidumbre no sólo a las transacciones económicas, sino también a la transición del poder político. Dicha característica tan especial de este tipo de régimen que se desarrolló en México, me parece que adoptó patrones similares a los de un dictador racional, pues creó instituciones semejantes a las de un gobierno democrático, para que los actores económicos (y políticos), tuvieran algún tipo de certidumbre sobre el juego económico y político del país.
Tienes que recordarlo bien Javi, los políticos del PRI no se manejaban, ni manejaban al país a su antojo. Tan sólo recuerda la escena romántica de Plutarco Elías Calles en una convención del PRM, frente a todos sus miembros, en la que, él mismo teniendo el poder político máximo de este país (pues lo pudo haber utilizado para permanecer en la presidencia o para elegir arbitrariamente a un candidato más "ad hoc" a su ideología para el próximo periódo presidencial, y sin embargo, eligió al General Cárdenas, respetando el gran apoyo popular que este ostentaba), decidió institucionalizar la transición del poder político en México, aceptando el principio de "no-reelección", y con ello, quedando él mismo fuera de la jugada política del país para siempre.
Digamos que no todos los dictadores son tan nobles como el buen Plutarco, que dicidió perder su Maximato, en beneficio del país (y para no perder su vida, como le sucedió a Obregón por pasarse de ambicioso). El mismo Calles, como los mandatarios que le siguieron, también crearon instituciones económicas y financiaeras, que si bien es cierto que a veces estorbaron a la eficiencia de la "maravillosa mano invisible", como lo hemos estudiado, por lo menos crearon con ellas la suficiente certidumbre en los actores económicos, como para que se llevase a cabo la inolvidable época del Desarrollo Estabilizador (o de las vacas gordas). Como te podrás dar cuenta Javi, estos dictadores conocían los beneficos que brindaban las instituciones democráticas a un Estado, ya sea en el ámbito político o económico. Así, crearon instituciones semejantes a las democráticas para mantener su poder, y para aumentar el tamaño del pastel.
Quizá ahora te preguntes, ¿Cuál es la característica principal de las intituciones democráticas? Ahora te contestaré esa pregunta: Hacer creer a los demás actores políticos y económicos que no vas a disponer de manera arbitraria o unilateral de los acuerdos, contratos y compromisos que has hecho con ellos. Es decir, con ellas anuncias que en este juego político y económico que tu mismo has creado, vas a respetar las reglas del juego.
Creo que por esta razón hubo crecimiento en los dos periódos históricos que tu mencionaste (ahora no hay espacio para hablar del Porfiriato, pero si quieres luego platicamos).
Ah! una cosa más, para que te hagas más adicto al gobierno democrático. Recuerdas lo que sucedió en los sexenios de Luis Echeverría y el JoLoPo? Dicho suceso derrumba por completo tu teoría, pues ahí está una plena demostración de que, cuando estos dictadores racionales dejaron de respetar las instituciones semi-democráticas que ellos mismos habían construído, todos los demás actores políticos y económicos del país (principalmente los actores económicos), le quitaron su apoyo a este gobierno, y la economía se vino abajo.
Es por eso que hasta hoy no hemos salido del hoyo. Porque seguimos teniendo mandatarios (ya sea que se desenvuelvan en un régimen no-democrático o democrático), que siguen sin respetar los acuerdos políticos y económicos del juego. Considero que Fox va por buen camino, pues está construyendo una buena reputación (y eso que no soy panista), sin embargo, le va a costar mucho trabajo eliminar la mala reputación de sus antecesores. ¡El legado siempre pesa, y la herencia también!.

Isaak Pacheco Izquierdo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.