lunes, febrero 07, 2005

Integración Regional y Transferencias

Uno de los fenómenos políticos y económicos que más llaman mi atención es la integración regional. Desde mi punto de vista la integración es algo muy interesante por los grados de cooperación, organización y disciplina que demanda. En Europa, por ejemplo, se les piden a los países que quieran unirse a la Unión Europea que cumplan con ciertas políticas económicas y se les impone un tope inflacionario y de deuda pública. Sin embargo el año pasado se integraron a la UE 10 países de Europa Central que cumplieron algunos de los requisitos a medias y cuyas economías no son tan sólidas como la alemana, la francesa, la sueca o la inglesa y uno de los mayores atractivos de entrar a la UE es que los países menos favorecidos obtienen grandes transferencias monetarias de las naciones más favorecidas económicamente.
Creo que sería interesante analizar los motivos económicos por los que Alemania, Francia, Holanda, Inglaterra y demás países están dispuestos a cargar con el atraso económico de tantas naciones. Obviamente hay millones de razones políticas para apoyar a países europeos en desarrollo (mayor estabilidad regional, paz, …), pero ¿cómo se benefician económicamente las naciones europeas más desarrolladas con estas transferencias? ¿Son las transferencias una buena idea o debería la Unión esperar a que los países candidatos adquirieran una mayor estabilidad? ¿Por qué la Unión Europea está dispuesta a gastar cantidades enormes cantidades de dinero para lograr el desarrollo económico y el bienestar de otros países de la región y Estados Unidos y Canadá no nos pasan uno cuantos millones de dólares al año para que mejoremos nosotros también? ¿Será que los europeos son altruistas y muy buenas personas y los estadounidenses y canadienses son muy muy malos?

4 comentarios:

Ariel Gómez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que la integración regional es un tema de muchísimo interés y algo que debe estudiarse detenidamente para observar qué tan factible sea su aplicación en las diversas regiones del mundo.
La integración regional es algo en lo que todavía queda un gran trayecto por recorrer, incluso para la UE, pues áun no se ha logrado la integración total como se tiene planeado. Sin embargo, a pesar de que aún no se gozan plenamente las ventajas que este fenómeno pueda proveer, creo que sí podemos vislumbrar los beneficios que puede traer consigo, pues se busca el desarrollo de los países en conjunto y es de suponerse que la cooperación y el comercio entre países equiparados y desarrollados serán mucho más benéficos que la simple competencia.
Por último, creo que este es el objetivo de los países Europeos. No es tanto que sean personas buenas y altruistas, sino que buscan beneficiarse mediante el intercambio con países que tengan el suficiente respaldo económico para adquirir sus productos, gracias al aprovechamiento de los recursos transferidos, en vez de continuar financiando deudas y déficits de países menos desarrollados.

Jan dijo...

A mi también me gusta la Integración Regional!
Recuerdo que cuando hice un trabajo sobre el Euro, lei que Romano Prodi aceptaba que la Unión monetaria tenía fundamentos más políticos que económicos. Yo veo el campo de investigación más sobre la política. Mi hipótesis es que la perspectiva económica, y por lo tanto la posibilidad de realizar inversiones y transferencias, se evalúa de acuerdo a criterios políticos. EU y Canadá no ven fortaleza o confiabilidad en instituciones gubernamentales que en México se encargarían de administrar y redistribuir estos subsidios, además de que no perciben que los recursos ya existentes en el país se asignen eficientemente. ¿Cómo hicieron los países europeos recien anexados para transmitir credibilidad ante sus vecinos desarrollados?

Rafael.Solís dijo...

COMENTARIO a Integración Regional (publicado de nuevo, no como blog)
Tu nota es sumamente interesante y relevante más allá de las recientes revisiones que ha habido desde este enfoque al TLCAN. La integración regional, bajo el modelo europeo, es más que una simple curiosidad extravagante de nuestros días. Es un modelo de integración de una profundidad nunca vista (horizontal y verticalmente), que cumple como de fato el sueño de tantos estadistas europeos (han sido citados hasta la saciedad Alejandro y Napoleón), y que ha sido promovido *desde* la parte europeo-occidental (y que ha sido rechazada quizá más veces desde la parte europeo-oriental). No sorprende que el ciudadano común europeo-occidental se angustie al final del día: ¿Me quitarán el empleo los turcos? / ¿Mis pequeños viñedos serán competitivos?. Existe mucha literatura actual que trata de responder a estas cuestiones (o más bien artículos en prestigiosas revistas como The Economist -lo cual no significa que todos los artículos sean prestigiosos). Sin embargo, no existen respuestas totales pues, torturando el cliché, somos testigos de la historia (¿Quién de nosotros podrá saber cuándo Suiza, Noruega o incluso los Balcanes empiecen pláticas con la Unión?). Tratando de responder a algunos de tus apuntes creo que embarcarse en un viaje tan largo y de no retorno (digamos), como la integración, implica asegurarse de que todos los objetivos son alcanzables. Un pequeño club de amigos (...) como el Reino Unido, Francia, Italia, el Benelux, etc, no podrían jamás ir más allá de sus propios territorios, no tendrían el peso para hacer zarpar el barco. No obstante, hace más de veinte años que decidieron empezar a 'engordar' a España, Grecia e Irlanda cosechando hoy los beneficios mutuos. Pero, si pensamos que los economistas no son lo suficientemente audaces para resolver el problema de los idiomas, las culturas y las fronteras (un problema mayor pues, de nuevo, ¿Qué es Europa?) viene la parte moral. Este 'corazoncito' de los occidentales ha logrado salvar más de un referendo sobre la expansión. Además, veinticinco fulanos coordinados gritan más fuerte, pegan más duro y construyen más rápido que un solo bully (pero esa es otra historia). Con respecto al TLCAN, primero hay que reconocer que al firmarse el TLCAN una integración política no fue el sueño de los americanos, no sé si de algunos canadienses. Ése es el origen del problema, aunque nuestro bonito tratado pueda ser reevaluado y expandido después.

Javier Aparicio dijo...

Sé muy poco de este tema. Muchos ven en la expansión y consolidación del bloque europeo el modelo futuro de un gobierno trasnacional global. Aunque la contra opina que entre más miembros acumula la UE se dificulte la toma de decisiones y el mantenimiento de sus metas intra-país: Las ganancias de mayor integración económica y política son claras--aunque los mecanismos de disciplina y castigo a paises free-riders se dificultan.
No veo tan descabellado que la zona NAFTA evolucione del mismo modo--aunque hay que reconocer que esta apenas empezo y la europea ya lleva décadas madurando.
En cuanto a las mayores transferencias de la UE vs. EU, hay una razon sencilla: UE cobra mas impuestos.