lunes, febrero 07, 2005

Economía y elecciones.

Existen diversas relaciones entre las condiciones económicas y los procesos electorales. Por un lado, tenemos la repercusión de las condiciones económicas en el comportamiento de los votantes. ¿Reaccionan los electores de igual manera a todas las condiciones económicas o sólo a algunas? ¿Una alta tasa de desempleo influye de igual manera en las preferencias de los votantes que una elevada tasa de interés? ¿Es posible medir este impacto? ¿Se ve reflejado en las plataformas partidistas?
Por otro lado, tenemos la interferencia económica de los gobiernos cuando se aproximan los periodos electorales. ¿Qué mecanismo puede utilizar el gobierno?¿Con qué fines los usa? ¿Cuáles son sus repercusiones? ¿Las crisis económicas post- electorales son características de algún tipo de régimen? Considero que estas relaciones, y otras del mismo tipo, son temas interesantes de Economía Política.
Perla Praz (tuve problemas para acceder a mi cuenta)

2 comentarios:

Adriana Crespo Tenorio dijo...

Es importante comprender la relación entre la economía y los períodos electorales ya que muchas veces los actores políticos utilizan la economía como un instrumento electoral. Sin embargo, creo que la relación entre la economía y las elecciones es diferente en cada país.
Por ejemplo, de un lado está el caso mexicano donde los actores políticos utilizan las políticas públicas como instrumentos para ganar votos y los votantes mexicanos responden muy fácilmente a estos estímulos. Basta una promesa de "generar 3 millones de empleos" para ganar el mismo número de votos.
Del otro lado están los países más desarrollados, como Canadá, donde los votantes están más preocupados por las propuestas sociales (educación, acción contra el crímen) y las posiciones de los políticos respecto de issues como el aborto, el narcotráfico y los derechos de las minorías. Probablemente en estos países los resultados de las políticas económicas como instrumento electoral sean diferentes, incluso opuestas a lo que los actores políticos quieran lograr.

Javier Aparicio dijo...

Existe una amplia literatura sobre los llamados "political business cycles" y que revisaremos en un par de semanas. Hay incluso unos cuantos estudios a nivel federal sobre el caso mexicano.
En un modelo de expectativas racionales, los votantes no debían responder a la manipulación electorera de la economía--esta es una más de las útiles pero falsas predicciones de elección racional.
Como señala el comentario de arriba, la eficacia del gasto electorero depende mucho de el nivel de sofisticación (e ingreso) de los votantes.