miércoles, abril 26, 2006

Financiamiento a partidos: competencia partidaria y representación

El financiamiento público es un mecanismo que permite la igualdad de condiciones entre los partidos y evita que grupos económicamente poderosos interfieran en el resultado electoral. Así, este mecanismo puede asegurar estabilidad y competitividad en las elecciones. Sin embargo, los requisitos para acceder al financiamiento público y la forma en la que éste es distribuido también ejercen influencia en la competitividad electoral. El problema es entonces determinar de cuáles son los requisitos y la forma de distribución más eficiente para evitar el surgimiento de partidos que buscan aprovecharse de los recursos públicos y al mismo tiempo garantizar que exista un número suficiente de partidos que representen a la mayor parte de la población. En México, una vez que se crea un patido político el requisito para conservar el registro como tal es obtener el 2% de los votos a nivel nacional. Una modificación en este porcentaje cambiaría número de partidos, no obstante ¿cuál es el óptimo de partidos? ¿Las reglas de distribución a partidos de verdad garantizan la existencia de representación? ¿Cuántos partidos se necesitan para que exista real competencia partidaria?Por otro lado, podríamos pensar que las reglas de financiamento a partidos están relacionadas con el sistema electoral establecido ¿qué tan cierto es esto?En este trabajo trataremos de dar una respuesta tentativa a estas preguntas haciendo uso de la teoría existente y algunos estudios de distintos países.

Jacaranda María Pérez Martínez
Jorge Meade

7 comentarios:

Odile Cortés dijo...

Me saltó a la vista la frase "partidos de verdad", ¿a qué se refieren con esto? Me imagino que hablan sobre partidos consolidados, pero entonces ¿cómo definir esta consolidación?

Tal vez dentro del mismo tema pero desde otro ángulo podrían analizar las realidades de la representación dentro de los partidos. Es decir, aun dentro de un partido de derecha existen secciones más centristas, esto debe modificar necesariamente las condiciones de representación.

JacarandaPerez dijo...

Perdón, tal vez fue una redacción confusa (o una lectora confundida). Para que se entienda modificamos la pregunta ¿ de verdad las reglas de financiamiento a partidos garantizan la existencia de representación?

Luis Armando Becerril dijo...

El tema que quieren abordar me parece muy interesante y que, aunque parece muy explorado, siempre es relevante. El problema que veo con su trabajo es que buscan responder muchas cosas que, tal vez, por cuestiones de espacio no lograrán responder o plantear de manera correcta. Me gustaría que se enfocaran en el caso mexicano porque el problema en él es evidente o algún otro caso, porque, de otro modo, el trabajo sería muy amplio y difícil de delimitar.

Andrea Ancira dijo...

El tema que escogieron me llamó mucho la atención y también me quedó muy claro lo que quieren hacer, sin embargo creo que como propuesta de investigación se me hace un poco ambiciosa (pero no imposible de realizar). Sería muy interesante que utilizaran España como ejemplo para contrastarlo con México

José Luis Enríquez dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
José Luis Enríquez dijo...

Para mantener una visión fresca de lo que escribieron Jacaranda y Meade, me abstuve de leer los comentarios de mis demás compañeros.
Creo que este es el primer abstract decente que he leído en el blog (sin contar los que leí del año pasado para compararlos con los de éste, hay por cierto una abismal entre algunos de aquéllos y la mayoría de éstos), no sin padecer de algunas graves fallas, sin embargo.
Aunque mencionan las preguntas a contestar, fallan al no aventurar alguna respuesta. Asimismo, no especifican claramente la fuente de su evidencia emírica: no estoy seguro, pero creo que "algunos estudios de distintos países" no cumple con los estándares de citado del manual de Chicago.

Rodrigo S dijo...

Deben ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar estudios de diferentes países (por cierto, hubiera sido bueno que en el abstract adelantaran qué países estudiarían), debido a las diferencias entre sistemas parlamentarios y presidencialistas. Dudo mucho que el número eficiente de partidos o el financiamiento eficiente a partidos sea el mismo, por ejemplo en España y México. Un sistema bipartidista español PP/PSOE (con los diferentes partidos regionales/nacionalistas: PNV, CiU, ERC, BNG...) no creo se pudiera comparar con la lógica PRI-PAN-PRD, por dar sólo un ejemplo. Asimismo, la lógica de financiamiento difiere mucho en los países, dando prioridad en algunos países al dinero público (con los criterios de proporcionalidad e igualdad), en otros al dinero privado... diferencia que deben atender a la hora de seleccionar los países a estudiar.
Y de igual modo creo que es demasiado extenso los puntos a estudiar en su trabajo, acoten...