miércoles, marzo 30, 2005

The Nirvana Approach

En el curso hemos hablado mucho sobre usar criterios de eficiencia para evaluar arreglos institucionales. En un famoso paper de 1969, Harold Demsetz criticó duramente el enfoque de eficiencia usado por muchos economistas, en particular por Kenneth Arrow. Demsetz llamó a esto el “Nirvana approach”.

La idea básica es que si uno compara los arreglos institucionales del mundo real con una “norma ideal” (a menudo inexistente o irrealizable) es muy fácil concluir que el mundo real es ineficiente. Como sabemos, un enfoque comparado más útil consiste en evaluar los arreglos institucionales alternativos del mundo de real y, quizá usando la norma ideal como criterio, concluir que el arreglo que menos discrepe de esta norma es second-best efficient.

La sutil distinción entre estos enfoques es importante pues mientras el Nirvana approach te lleva a concluir que (casi) todo el mundo es ineficiente, el segundo enfoque te permite hallar (algunos) casos relativamente eficientes, dadas las restricciones del mundo real.

Según Demsetz, el Nirvana approach puede conducir a tres falacias adicionales:

The grass is always greener fallacy. Una vez que detectas una ineficiencia en el mundo real (digamos, una falla de mercado) inmediatamente asumir que una intervención (gubernamental, colectiva, divina, oenegera, etc.) puede llevarte a un mundo mejor. El problema es suponer que una alternativa aún no examinada es necesariamente superior al statu quo.

The fallacy of the free lunch. Suponer que tal intervención puede llevarse a cabo sin costos sociales significativos o sin distorsión alguna en los incentivos (a veces perversos) del mundo real. El problema es que si estos costos son más elevados que la ineficiencia detectada, a veces lo eficiente es dejar las cosas tal y como están.

The people could be different fallacy. Suponer que la mentada ineficiencia del mundo real desaparecería por arte de magia si tan sólo la gente fuera “mejor” (o más consciente, altruista, civilizada, sensata, educada, etc.) El problema es que es poco probable que la naturaleza humana cambie.

Las primeras dos falacias casi siempre aparecen juntas en muchos argumentos populares y académicos, mientras que la tercera puede aparecer sola o acompañada. Por otro lado, noten que la argumentación de Demsetz puede conducir a conclusiones conservadoras. En fin, ojalá tomen en cuenta esta nota a la hora de evaluar el mundo o hacer sus propuestas de investigación.

Demsetz, Harold (1969). “Information and Efficiency: Another Viewpoint”, Journal of Law and Economics 12(1), p. 1-22.

1 comentario:

Salomon Mervich dijo...

Me parece bastante interesante, aunque no le encuentro el sentido que tiene como una crítica a Arrow, ya que Arrow afirma que no hay una preferencia universal, no que las cosas serían mejores en el mundo de ésta norma.

Suena interesante el paper, a ver si lo puedo leer...