jueves, marzo 10, 2005

Visiones del gobierno y fallas públicas

1. Besley comienza su discusión sobre economía política hablando de dos visiones del gobierno, la optimista y la pesimista. Otra forma de plantear esta disyuntiva es: "El pueblo tiene el gobierno que se merece" (es decir que las fallas públicas se deben a la poca información o ignorancia con que vota el electorado) vs. "Los grupos de interés han 'capturado' al gobierno y el pueblo no puede / no quiere / no sabe hacer (casi) nada para impedirlo".
¿Con cuál visión te identificas más? ¿Con cuál de ellas crees que se identifica más la mayoría de los mexicanos?

2. Relacionado con lo anterior, las fallas públicas pueden deberse a (a) instituciones o procesos políticos imperfectos que no transforman preferencias en políticas idóneas (malos sistemas electorales o de gobierno), (b) falta de participación de la ciudadanía (malos ciudadanos), (c) falta de capacidad de quienes entran a la política (malos políticos), ó (d) fallas al interior de los partidos políticos (malos intermediarios entre a y c). ¿En cuál de estos aspectos tenemos más carencias en México? ¿Si pudieras reformar una sola cosa en el sistema, cuál sería?

5 comentarios:

Lilian Jaimes dijo...

Con respecto a la primer pregunta he de decir que me identifico con la versión optimista, aunque el planteamiento de que es por la ignorancia de los votantes que estamos mal no suena muy optimista que digamos. Definitivamente la gente tiene el gobierno que se merece, los canales de participación están abiertos para cambiar la situación pero si seguimos sentados en el sillón criticando el sistema ni para qué esperar un cambio. Estamos mal porque no creemos en que son votos lo que maximizan los políticos ni que nuestra participación hace la diferencia. Y en el participar no esta el hacer mítines y marchas o el no votar creyendo que castigamos a los candidatos; la participación comienza desde tu escuela, tu familia, tus amigos, etc... De las personas depende el informarse sobre las plataformas de los candidatos y así mismo hacer propuestas. Lamentablemente los mexicanos seguimos viviendo en esta idea de que el Estado se maneja solo, votes o no, no hbrá diferencia alguna pues terminaran ganando los mismos de siempre, los que tienen dinero o provienen de familia de "renombre". En pocas palabras tienen la visión pesimista que describe Besley.

Lilian Jaimes dijo...

Para el segundo planteamiento parece horrible pero considero que carecemos de todos los aspectos mencionados. Los sistemas electorales aún están en pañales y apenas comenzamos a vivir una democracia donde la mayoría en Congreso puede diferir del partido en el Ejecutivo, donde la oposición tomó fuerza y para aprobar una Reforma es necesario el cabildeo político férreo. Esta situación si bien es nueva aún continua generando fallas. La falta de participación es abrumante (veáse el CIDE)y el abstencionismo parece reinar en el país. A la gente no le importa participar básicamente por la falta de confiabilidad en los partidos, candidatos, sistema, etc. En cuanto a la falta de calidad de los políticos sólo se puede decir que es más que obvia. Con esto no quiero decir que necesitemos de gente con doctorados para que el sistema funciones sino simplemente personas responsables y comprometidas con el cargo, no candidatos que buscan un buen sueldo, contactos o simplemente no han encontrado otra cosa mejor y mientras tanto juegan a la política. Finalmente el papel de los partidos políticos no refleja una vinculación entre el electorado y los candidatos. En los partidos cuentan más el apellido y la cartera que la apertura a las propuestas ciudadanas. Finalmente, si bien he presentado un panorama nada alentador, considero que de reformar algún aspecto sería el de la calidad de los candidatos, el compromiso con la causa podrá ser la bola de nieve que genere la avalancha de cambios que el país necesita.

Jan dijo...

"El pueblo tiene el gobierno que se merece" no me parece una forma muy adecuada de plantear la visión optimista del gobierno, pero de cualquier modo tendría que decir que yo me identifico con el optimismo. No creo que vivamos con el mejor de los gobiernos posibles, pero sí creo que un goberno bien construido puede solucionar más problemas de los que ocasiona.
Respecto a las 4 fuentes de fallas públicas, es evidente que en todas hay áreas de oportunidad, pero si pudiera cambiar una sola, sería la falta de capacidad de quienes entran a la política. Aunque hubiera mejoras en las instituciones o más interés en los ciudadanos, si la política continúa en manos de gente que busca sus propios intereses y que no está calificada para administrar al país, los problemas que acompañan al gobierno, no disminuirían.
El perfil de los políticos y burócratas mexicanos es, desde mi punto de vista, la razón principal para que la mayoría de los mexicanos se identifiquen con la visión pesimista del gobierno y se limiten a 'sufrirlo' antes que envolverse en él.

Diana Jiménez dijo...

El año pasado el periódico Reforma publicó la encuesta de creencias del mexicano. Los resultados mostraron que en su gran mayoría los mexicanos son deterministas. En general, en México se cree que "los pobres son pobres por que así les tocó". Sin embargo, no creo que la misma visión se aplique al gobierno, en el 2000 Fox llegó a la presidencia porque la gente creyó que las cosas podían cambiar. A menos de un año del inicio de las campañas, es interesante preguntarse qué visión prevalecerá después del mediocre desempeño del presidente Fox. ¿los mexicanos se darán por vencidos y dejarán de buscar una alternativa? o ¿se dejarán llevar por el optimismo y le darán una nueva oportunidad a "la oposición"?

Ps. Con respecto a la segunda pregunta me inclino a pensar que mas bien faltan políticos capacitados: si no hay de dónde escoger, el pueblo no puede hacer una buena elección, no?
Sin embargo, a menos que la configuración institucional promueva la eficiencia, el gobierno federal nunca tendrá el apoyo necesario.
Ps2. Sería interesante trasladar esta discusión al plano estatal, donde al parecer, existe mayor evidencia de gobiernos eficientes.

Ricardo Aranda Girard dijo...

1. Yo me identifico mucho, pero mucho más con la primera visión del gobierno: "el pueblo tiene el gobierno que se merece", y creo que también lo harían la mayoría de los mexicanos. Yo considero que las fallas del gobierno se deben a la ignorancia con que vota el electorado, dejándose llevar únicamente por la "campaña persuasiva" en lugar de la "campaña informativa". En México las ideologías y plataformas políticas partidistas se han pisoteado desde hace mucho tiempo, y el electorado difícilmente ubica lo que representa una plataforma de derecha o de izquierda, por ello la mayoría de votos no responden a la identificación con ninguna propouesta ideológica. A pesar de ello, no creo que esto sea culpa del electorado únicamente, pues los políticos han adquirido la costumbre de conducir sus decisiones de manera muy inconstante con respecto a alguna ideología.
Sin embargo, lo anterior no quiere decir que yo asuma una posicion en la que el pueblo de México se ubique como la víctima. La culpa del electorado radica en las facilidades que ha dado para que el comportamiento de los políticos sea así, además de la falta de señales hacia los políticos para rectificar las fallas existentes en el gobierno.

2. Creo que las mayores carencias de México se ubican en torno a: a)la falta de instituciones o procesos políticos transformen preferencias en políticas idóneas (malos sistemas electorales o de gobierno), y b) falta de participación de la ciudadanía (malos ciudadanos). Los principales problemas de México se deben a la estructura establecida desde hace tiempo, y la corrupción que los ciudadanos consienten (en los distintos aspectos que pueda abarcar).
Creo que si se pudiera reformar una cosa sería algo referente a las instituciones, para que puedan fomentar indirectamente un cambio en las actitudes del ciudadano (dada la dificultad de influir directamente en las actitudes de la población).