miércoles, marzo 16, 2005

Evidencia a favor del Political Business Cycle

Elections and Macroeconomic Policy Cycles.
Kenneth Rogoff

Los modelos de Nordhaus y McRae sugieren que los políticos provocarán la inflación durante los años de las elecciones, de tal manera que obtendrán los beneficios a corto plazo (curva de Phillips).
El argumento es que los ciclos electorales en variables como impuestos, gasto gubernamental, déficit y crecimiento económico, derivan de información temporal asimétrica. Se asume que el gobierno observa un indicador de su desempeño antes de que el votante representativo lo haga. El desempeño administrativo se puede observar a través del tiempo; sin embargo, previo al periodo electoral, el gobernante actual tiene incentivos para intentar mandar una señal de que lo está haciendo bien. Esto da un impulso al ciclo electoral de política macroeconómica. Otro punto a analizar es el nivel de competencia que diferencia a cada gobierno, esto permite hacer énfasis en las habilidades de los políticos.

***
“The Politics of the Political Business Cycle”
Simon Price.

En este artículo, los ciclos político económicos aplican cuando el padrón electoral es controlado por la oposición. Así, un gobierno tiene menos incentivos para manipular la economía cuando controla el padrón. Esto ayuda a explicar porqué los ciclos electorales han sido tan difíciles de detectar. Cuando un gobierno opera a niveles más altos de inflación de lo que él mismo desea, sufre un costo de reputación a nivel económico. Pero esto no es todo, si un gobierno es lo suficientemente impopular los costos pueden exceder los beneficios de la reelección. Sin embargo, otra explicación es que dicho gobierno, puede planear dejar "a poisoned fiscal chalice”, es decir, puede hacerlo a propósito.

***
The Presidential Political Business Cycle of 1972
Robert R. Keller and Ann Mari May

Este ensayo propone la existencia de los ciclos político-económicos, argumentando que dependen del presidente en turno. El marco conceptual incluye curvas de iso-voto y curvas de Phillips. Las iso-voto son cóncavas respecto al origen. La economía se representa como una curva de Phillips a corto plazo. El conjunto de resultados posibles se encuentran a lo largo de la curva de Phillips. La evidencia empírica de este ensayo esta basada en datos macroeconómicos de Estados Unidos entre 1969 y 1972, y encuestas publicadas en esos mismos periodos. Los autores encuentran que efectivamente existió un ciclo económico determinado por la política monetaria, la política fiscal y el control en el precio del salario. Además hay datos que confirman que en 1971 las personas estaban de acuerdo con estas medidas pues incidían directamente en la economía.

1 comentario:

Luzma González dijo...

Political Business Cycles with Endogenous Election Timing: Evidence from Japan
Thomas F. Cargill; Michael M. Hutchinson
The Review of Economics and Statistics, 1991.
Stable URL:
http://links.jstor.org/sici?sici=0034-6535%28199111%2973%3A4%3C733%3APBCWEE%3E2.0.CO%3B2-Y

En este paper se investiga la existencia de los ciclos político-económicos a partir de evidencia empírica de Japón. Se demostró que existe una correlación entre el crecimiento real del PNB y la temporada electoral. Para llegar a estos resultados se utilizaron, en primer lugar, regresiones de mínimos cuadrados ordinarios y probit; después se recalculó todo utilizando modelos no lineales de dos etapas.
La conclusión a la que llegan los autores es que no es posible rechazar la hipótesis de que existen ciclos político-económicos como los descritos en los modelos tradicionales como el de Nordhaus.

---

The Politics of the Political Business Cycle
Kenneth A. Schultz
British Journal of Political Science
Stable URL:
http://links.jstor.org/sici?sici=0007-1234%28199501%2925%3A1%3C79%3ATPOTPB%3E2.0.CO%3B2-0

Este modelo considera el análisis de los intereses de los principales actores, es decir de los candidatos que buscan reelegirse. Los incentivos para manipular la economía cambian en cada elección, dependiendo de las necesidades políticas del momento. Así, se puede concluir que mientras mayor sea la probabilidad de que gane un candidato, menor incentivo tiene a introducir ciclos económicos.
Para demostrar lo que este autor propone se hicieron tres modelos que tenían en común la variable dependiente: nivel real de transferencias gubernamentales. Las variables independientes consideradas fueron, entre otras, el PIB y la tasa de desempleo. Además se desestacionalizó la muestra, y se quitó la inercia del gasto gubernamental. Los datos se obtuvieron en Inglaterra, cada tres meses, entre 1961 y 1992. En el primer modelo se considera sólo el tiempo de mandato como variable independiente. La evidencia demuestra que esta variable no es significativa para determinar a la dependiente, debido a su alta varianza. El segundo considera que la manipulación de la economía depende de la probabilidad de ganar del político que intenta reelegirse. En este modelo se excluye el periodo anterior a la elección de 1974. El tercer modelo es igual al segundo, pero se consideran todos los periodos. La correlación entre introducción de ciclos económicos y seguridad de reelección robusta y significativa.

---

On the Existence of a Political Monetary Cycle
Kevin B. Grier
American Journal of Political Science,1989.
Stable URL:
http://links.jstor.org/sici?sici=0092-5853%28198905%2933%3A2%3C376%3AOTEOAP%3E2.0.CO%3B2-D

En este paper se examina la influencia electoral en la política monetaria medida por el crecimiento del dinero (money growth). Se controla por influencia de las tasas de interés, ingreso y déficit presupuestario. Los resultados de los ciclos político-económicos son inflación y cambios en producción neta. La evidencia empírica demuestra que los ciclos político-económicos son consistentes. Además de esto, hay una diferencia con los modelos anteriores: el punto de inflexión en la gráfica de producción se encuentra en el periodo siguiente a la elección, eso quiere decir que el ciclo económico no termina –empieza- antes de la elección, sino hasta que ya hay un ganador.