domingo, enero 29, 2006

El combate a la pobreza, ¿qué flanco atacar?

Una cuestión sobre la que se le desatan muchas discusiones es el combate a la pobreza, ¿qué nivel de pobreza debe ser atacado con mayor fuerza? ¿mejorar a un sector socieconómico es suficiente para que por "contagio" se mejoren otros? Este tema es relevante cuando en la práctica se llevan a cabo políticas públicas como el programa "Oportunidades" que se centran principalmente en mejorar las condiciones económicas de las familias en pobreza extrema. Una reflexión personal y totalmente intuitiva es que esta ayuda que sin duda es benéfica para este sector, podría tal vez ser más eficiente si el estrato que se atacara fuera un nivel de pobreza superior a la extrema (definiéndose pobreza extrema a quienes sobreviven con un ingreso menor al costo de la canasta básica) Si, por ejemplo, se le otorga ayuda al sector limítrofe entre clase baja y media, podría tal vez esperarse que esa ayuda sirva para crear nuevas fuentes de empleo en microempresas o aumentar el consumo de bienes nacionales -lo que indirectamente también disminuiría el desempleo- En cambio, alimentar a la gente en pobreza extrema solamente los beneficia a ellos en vez de extender una ola de mejoras hacia más gente. Principalmente si lo que reciben son bienes y servicios en vez de ayuda monetaria.

El apoyo gubernamental que se otorga, asimismo, a diferentes sectores socieconómicos no se enfoca en cuestiones netamente financieras, lo cual también es un tema debatible pues la ayuda en especie que puede otorgársele a un grupo difiere de lo que otro pueda necesitar y siempre existirá la creencia de que quienes reciben la ayuda no son capaces de administrarla eficientemente y un paternalismo gubernamental es necesario para poder garantizar la correcta distribución de la ayuda.

3 comentarios:

David Cortés dijo...

Estoy de acuerdo contigo, ojalá el próximo sexenio no tengamos un presidente que, aún peor, regale despensas a todos los pobres en lugar de fomentar la inversión privada (nacional y extranjera).

monica martinez dijo...

¿Lo que estás proponiendo es que los apoyos destinados a familias en pobreza extrema sean destinados a clase baja y media? Entiendo tu punto, no es posible mejorar la condición de las personas de escasos recursos con despensas, sin embargo, el hecho de transferir estos recursos a aquellos que no tienen una necesidad tan apremiante tampoco resuelve la situación. ¿Quién puede garantizar que a través de tu propuesta se obtenga una "correcta distribución de la ayuda"? Me parece difícil imaginar que estos recursos realmente "contagiarían" a las demás clases, especialmente a las más desposeídas.
Bajo riesgo de sonar populista, considero que este tipo de apoyos si están bien enfocados, por lo menos en cuanto al sector al que se destina. También es cierto que el tipo de apoyo además de "alimentar a la gente en pobreza extrema" debería ofrecerles mayores beneficios como educación y servicios.
Finalmente, concuerdo en que se deben promover la inversión y las fuentes de empleos en el combate a la pobreza ya que los beneficios serían de mayor impacto pero el traslado de recursos de la gente que carece de lo indispensable a aquellos que pretenden financiar una empresa no es la solución.

Milena dijo...

Contrario a Monica, creo que este tipo de ayuda sí puede permear a distintas capas sociales con mayor facilidad si se le otorga a la clase media y baja. Es cierto que el dar apoyo a la gente que no tiene necesidad apremiante (cuyas necesidades básicas se encuentran cubiertas) no resuelve el problema de pobreza en México, pero tampoco el dárselos a gente en condiciones de pobreza extrema. Precisamente porque se le da a gente que no tiene cubiertas sus necesidades básicas y que viven día a día es que literalmente se comen esta ayuda. Creo que, entonces, deberían de compararse los efectos de ambas políticas. Estos efectos se pueden medir de varias maneras como cantidad de gente beneficiada (tanto indirecta como directamente) o crecimiento (económico) de ese determinado sector de la población.