miércoles, abril 25, 2007

Abstract: ¿Existen coattails effects en gobiernos parlamentarios?

En el contexto del boom de los medios de comunicación, es posible que los partidos en sistemas parlamentarios, cuyo objetivo principal es el control del gobierno, aprovechen la imagen de un individuo para conseguir más votos. Éstos, junto con grupos de interés determinados, invertirán en campañas persuasivas que exploten la imagen del candidato para primer ministro (PM). Es lógico pensar que los votantes están más preocupados por saber cómo serán gobernados que por saber quienes serán sus representantes. Gracias a las campañas persuasivas de PM, puede que los votantes voten racionalmente por un cottail effect: votarán por los representantes del partido del PM que quieren, sin importar para ellos la imagen de éstos. Dependiendo de qué tan persuasiva sea la imagen de algún candidato a PM, un partido puede llegar a controlar el parlamento eliminando la necesidad de formar coaliciones para gobernar. Pero, en las circunscripciones en las que enfrenten competencia o no tengan mayoría, los partidos harán campañas persuasivas para los candidatos para el parlamento. Los partidos tratarán de destruir el cottail effect racional del partido contrario mediante una campaña persuasiva de su candidato para representante en ese distrito, al volcar la atención del electorado hacia los candidatos a representantes.

Juan Yair Martínez Santoyo
Alfredo Montufar-Helu Jiménez

3 comentarios:

Habitaquo dijo...

Ola!
te interesa un intercambio de enlaces¿?
mi blog es http://habitaquohabitaquos.blogspot.com
me enlazas con el nombre habitaquo y pones un comentario con la direccion que quieres que te enlace y el nombre con el que quieres que te enlace

Contesta,

Gracias

Bruno Verdini dijo...

Kinder e Iyengar (1987), McAnany y Wilkinson (1996), Entman (2004), Hallin y Mancini (2004), Schudson y Waisbord (2005): todos presentan distintos modelos para analizar el impacto de los medios de comunicación en la política: sea el proceso electoral, sea las plataformas de programas de gobierno. El efecto coattail no se encuentra en esa literatura porque tratan ámbitos distintos. De enfocarse en el segundo, Shugart (1995) ha mostrado la concurrencia como elemento clave; con Allyson vimos la aportación de Samuels (2000) respecto a las particularidades en Brasil (federación-estados). Se requiere clarificar por qué estudiar el sistema parlamentario y bajo qué condiciones se conecta con el tipo de campañas: región-países, periodo de muestra, sistema de partidos. Por ejemplo, Stepan y Skach (1994) indican que por la dependencia mutua en el diseño institucional del parlamentarismo, hay mayor grado de libertad para emprender reformas estructurales: debido a coaliciones más estables, con menores bloqueos legislativos y el llamado a elecciones como medio para solucionar crisis. De ser así: ¿cómo impacta un supuesto coattail el desempeño institucional del parlamentarismo?

Luis Gimenez Cacho dijo...

Sin duda es un tema interesante para ver el comportamiento de los votantes en un sistema parlamentario. Creo que se les olvidó mencionar algo importante de los sistemas parlamentarios: los parlamentos eligen al gobierno por mayoría. En este sentido, los votos del electorado valen por dos, pues se elige legislativo y ejecutivo a la vez. Habiendo descrito esta lógica, no me sorprendería que encontraran un efecto de arrastre (coattail). Preguntarse si existe este efecto en sistemas presidenciales o de separación de poderes (EUA, por ejemplo) tendría mucho más sentido, pues los ciudadanos tienen la oportunidad de hacer un voto diferenciado, lo que no puede hacerse en un sistema parlamentario.